Fiesta. El Gran Ballet Folclórico de Campeche, (Secult-Instituto Campechano) movió a la ciudadanía y adornó el programa que no había  tenido aceptación

Fiesta. Decenas de personas se dieron cita para ver la presentación de las comparsas del Instituto Campechano

CINDY VERA CHAN
[email protected]

La poca promoción a los eventos de “Todos los Domingos son de Juan”, cedió ayer ante  decenas de espectadores que asisitieron  a disfrutar del espectáculo de comparsas del Instituto Campechano.

El Teatro Juan de la Cabada resultó un escenario  pequeño ante el lleno total que se registró ayer por la mañana.

Hasta el clima artificial no se dio abasto, por  lo  que los asistentes optaron por sacar sus abanicos para mitigar el intenso calor del recinto.

El Gran Ballet Folclórico de Campeche, (Secult-Instituto Campechano) movió a la ciudadanía y adornó el programa que no había  tenido aceptación.

Sin embargo, los programas con contenido folclórico paracen llamar más la atención de los campechanos, ya que esta más que comprobado que las agendas de música regional o clásica pasan desapercibidas.

No obstante, la respuesta de los visitantes de  otros estados no ha sido la esperada, quizá  la propaganda que se hace en  los hoteles no funciona, algo debe hacer la Secretaría de Cultura para que sus  programas llamen la atención del  turismo.