(Foto:  Archivo/ EL EXPRESO)

(Foto: Archivo/ EL EXPRESO)

REDACCIÓN
REDACCION@MULTIMEDIOSCAMPECHE.COM

Las familias de Campeche quieren pagar menos por el recibo de la luz. Para lograrlo, necesitamos producir energía más barata y menos contaminante. El caso de la termoeléctrica de Lerma es el mejor ejemplo, podremos migrar de una tecnología altamente contaminante como el combustóleo, al gas natural. Se trata de hacer realidad la reforma energética en el bolsillo de la gente y no sólo en el discurso, expresó el senador Jorge Luis Lavalle Maury.

El secretario de la Comisión de Hacienda e integrante de la Comisión de Energía del Senado de la República, agregó que “la energía cara, resulta en tarifas caras y menos ingresos para las familias. Dejar todo el sueldo en un recibo de luz, es injusto y absurdo”.

Lavalle Maury agregó que más allá de las certificaciones, está probado que el diesel y el combustóleo son altamente contaminantes frente a otras alternativas, y tienen consecuencias irremediables en términos de salud pública y medio ambiente.

“Que quede muy claro, en el caso de la termoeléctrica de Lerma todos tenemos un objetivo común: cuidar la salud de las familias. Que no haya más estudiantes, niños, madres de familia y habitantes de la zona, con dolores crónicos de garganta y ojos enrojecidos por la operación de la planta; eso es algo en lo que todos podemos estar de acuerdo”, enfatizó.

También podría interesarte  Denuncian sufrir amenazas de líder de colonia

El legislador federal agregó que la salud pública no debe ser objeto de politización, y que el cierre de la termoeléctrica previsto para el mes de noviembre de este año por parte de CFE, es un compromiso cumplido con los ciudadanos que se han visto afectados por la operación de la planta, que no afectará a los trabajadores.

“Todos los trabajadores de la Comisión Federal de Electricidad pueden estar tranquilos. Así como estamos cuidando la salud de la población y el medio ambiente, cuidaremos de las fuentes de trabajo”, subrayó el Senador.

Jorge Luis Lavalle Maury argumentó que más allá del alto costo de operación y la subutilización de la Termoeléctrica, lo más importante es frenar las afectaciones a la población y garantizar que la zona deje de ser contaminada.

“En síntesis, hoy podemos generar electricidad de forma más barata, más eficiente y más limpia. Con el cierre de la termoeléctrica y la búsqueda de nuevas formas de generación de electricidad, gana la sociedad, particularmente la que vive cerca de Lerma, gana el ecosistema de la zona, y ganan los trabajadores de CFE que mantendrán sus fuentes de empleo”, finalizó.