Rosaura González, coordinadora del programa de Atención en la Salud Mental

Luis Calderón Ferreiro
redaccion@multimedioscampeche.com

Un reporte de la Coordinación de Atención en Salud Mental de la Secretaría de Salud estatal indicó que en lo que va del año cuatro de cada diez personas atendidas con tendencia al suicidio fueron menores de edad, y aunque el número de casos de suicidio en menores no ha aumentado en los últimos tres años, el análisis clínico reveló que los riesgos como la violencia familiar y el alcoholismo son cada vez son mayores en las familias.

El estudio señala que el 35 por ciento de las atenciones a pacientes que llegan a los módulos de salud mental son menores de 18 años, de este grupo el 14.93 por ciento registró tendencia al suicidio, con al menos un intento.

De acuerdo a las cifras de la Secretaría de Salud, sólo cinco menores se han suicidado en los últimos tres años, en gran parte debido a fuertes problemas en el núcleo familiar donde el alcoholismo y la violencia estuvieron presentes.

Para la SSA ha disminuido el número de casos de suicidio en menores de edad. Rosaura González, coordinadora del programa de Atención en la Salud Mental, señaló que aún con estas cifras “parten desde cero” al combate al suicidio, no solo por la falta de recursos sino también por el trabajo emprendido por capacitar al sector salud de acuerdo con los requerimientos de la Organización Mundial de la Salud.

“Tenemos estudios que nos dicen que los factores de riesgos están creciendo en niños de diez años, que ya son proclives a problemas como el suicidio”, lamentó.

Indicó que desde hace cinco años han ido construyendo un programa oficial de atención al suicidio, teniendo como principal preocupación el personal capacitado para la atención temprana.

Ahora, la Secretaría de Salud cuenta con el Centro Integral de Salud de Atención a Enfermedades Mentales (Cisame), lugar donde se atienden a los menores y adultos con indicios de suicidio y otros padecimientos.

“Tenemos niños violentados, con abuso sexual y abandonados, niños productos de la separación de sus padres, definitivamente no es un problema fácil, es de retos, los factores de riesgos son muchos y muy fuertes”, añadió.

Hasta el momento, Campeche registra 60 casos de suicidios, uno mas que el año pasado al mismo mes. El promedio de las víctimas va de los 19 a los 25 años.