Asimismo, explicó que se realizó unEl desabasto de gas natural en Yucatán se agudiza. Desde la explosión de la plataforma Abkatún Alfa, en la Sonda de Campeche, el 1 de abril del presente año, el suministro registra “intermitencias” y por temporadas ha caído al mínimo necesario.

De acuerdo con estimación de la delegación de la Cámara Nacional de la Industria de Transformación (Canacintra), el servicio alcanza a la fecha un 60 o 70 por ciento de los niveles que se tenían en enero de 2015, calculados en un promedio de 150 millones de metros cúbicos diarios.

“Mucho sabemos que tiene que ver con la plataforma que explotó, que era la que, tengo entendido, surtía al Sureste”, dijo Mario Can Marín, presidente de la agrupación en el estado.

“Esto les está generando unos costos excesivos a los industriales que ya se quejaron, están muy molestos”, agregó.

La situación impacta a 12 compañías industriales grandes establecidas en la entidad y a otras medianas, así como a otros dos grupos empresariales que invirtieron en instalaciones para recibir el combustible y nunca les llegó.

El uso alternativo de gas LP, con precios que pueden ascender hasta 2.3 veces más con respecto al gas natural, tiene en jaque a empresarios.

“Por ejemplo, las maquiladoras ya están teniendo pérdidas en los volúmenes de producción”, afirmó Can Marín.

Las intermediarias Mayakan, propietaria de los ductos de transportación, e Igasamex, la repartidora local, han atribuido el problema a Petróleos Mexicanos (Pemex) por el cierre de las líneas de conducción de origen, dijo el dirigente.

“Nunca habíamos tenido un desabastecimiento constante y continuo”, precisó.

Del total de gas natural que se envía a Yucatán, el 90 por ciento es consumido por la Comisión Federal de Electricidad (CFE) y el 10 por ciento restante se destina a las industrias.

Redacción
redaccion@multimedioscampeche.com