La desprotegida y poco habitada frontera del Sur del estado con Guatemala y Belice es cada vez más atrayente para la delincuencia organizada, que se dedica al tráfico de droga, armas y personas.

Ayer, la Policía Federal dio a conocer la detención de otros cinco traficantes y el aseguramiento de 14 indocumentados en carreteras federales de la entidad.

Y es que luego del reforzamiento de la frontera de Chiapas con Guatemala y la estricta vigilancia a ‘La Bestia’ o ‘Tren de la Muerte’ que va de Chiapas al Norte del país, ambos en el 2014, Campeche se ha convertido en un paso ‘seguro’ para migrantes y libre para traficantes de personas.

Tan sólo el año pasado un total de mil 212 indocumentados fueron detenidos en la entidad, entre estadunidenses, salvadoreños, hondureños, beliceños, guatemaltecos, nicaragüenses, cubanos, dominicanos, ecuatorianos y colombianos.

En los primeros dos meses de este año ya sumaban 102 extranjeros asegurados, principalmente en los municipios de Candelaria y Carmen. En mayo pasado, en un sólo operativo en un hospedaje de la Isla, se detuvo a casi 50 indocumentados.

Aunque la mayoría de las detenciones han sido a bordo de colectivos y pareciera que los indocumentados se mueven solos, esta vez se descubrió el modus operandi de los traficantes y se detuvo a cinco.

ASÍ SE LOGRÓ LA DETENCIÓN

En el kilómetro 127+200 de la carretera (180) Villahermosa – Ciudad de Carmen, tramo Macultepec – Ciudad de Carmen, personal de la corporación detectó un vehículo tipo vagoneta, el cual fue interceptado con motivo de labores de supervisión e inspección policial.

El operador del vehículo y un copiloto, ambos connacionales, manifestaron que trasladaban a once personas provenientes de Honduras y una de El Salvador.

Tras este hecho los efectivos tuvieron conocimiento que en un vehículo tipo taxi, viajaban los presuntos responsables del traslado de migrantes, por lo que se implementó un operativo de búsqueda y localización que concluyó en el kilómetro 087 + 600 de la misma carretera y tramo con dirección a Villahermosa, Tabasco.

En el automotor viajaban el conductor y un acompañante, así como tres hondureños, uno de los cuales fue identificado como quien contrató a los operadores de los dos automotores para trasladarlos hacia la frontera norte de México.

Los cuatro mexicanos y el ciudadano hondureño fueron puestos a disposición del Agente del Ministerio Público de la Federación; en tanto los centroamericanos fueron trasladados a las instalaciones del Instituto Nacional de Migración (INM) para su atención médica y una vez acreditada su nacionalidad brindarles el retorno asistido.

El tráfico desde la frontera Sur amenaza con salirse de control.

Redacción
redaccion@multimedioscampeche.com