Los días en que las mascotas eran maltratadas por sus dueños inconscientes quedaron atrás, pues ayer los diputados aprobaron como parte de las reformas y adiciones al Código Penal del Estado en el paquete de “delitos en contra de los animales”, el castigo con una pena de hasta dos años de cárcel a quien maltrate por acción o omisión a cualquier animal.

Tras dos años presión por parte de grupos pro animales, el Congreso del Estado  modificó el título vigésimo sexto y los artículos 381 al 387 del Código Penal que  estipulan que los actos de maltrato o crueldad en contra de cualquier animal que le provoque lesiones, se le impondrán de tres meses a un año de prisión y multa de tres mil 500 hasta ocho mil pesos.

La sanción aumenta si el maltrato es fotografiado, videograbado y publicado; además se impondrá de seis meses a dos años de prisión si el maltrato o crueldad derivan en zoofilia, provocan la muerte, o si prolonga intencionalmente la agonía del animal. También quedan prohibidas las peleas de perros.

Sin embargo, dichas modificaciones exenta “los espectáculos tradicionales de fiestas tradicionales consistentes en charrerias, tauromaquia, peleas de gallo, carreras de caballos y otros animales, las actividades cinegéticas y las de pesca”. 

Para Xane Vazquez, una de las voces del Comité de asociaciones Pro Animal, que estuvieron presentes en la sesión legislativa,  dijo que estas modificaciones a la Ley es un logro “pero fue excluyente” al no prohibir las corridas de toros ni de gallos.

“Vemos que hay un avance importante ya no queda duda que debe haber coordinación para la protección de los animales, la parte que nos ha parecido muy lamentable que en esta ley de bienestar es que se excluyó a los toros y a los gallos, y esto convierte en una ley especista, a unos protejo y a otros no”, sentenció la activista. 

Luis Calderón Ferreiro
redacción@Multimedioscampeche.com