Organizaciones dedicadas a la defensa de los derechos humanos y medio ambiente han presentado denuncias ante la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente y la Comisión Nacional del Agua por la grave situación de deforestación y afectación a los recursos hídricos que se vive en el municipio de Hopelchén, tema de poca importancia para la delegación de Sagarpa en Campeche.

Dichos organismos sociales denunciaron el modelo de agricultura industrial para la siembra de soya transgénica y convencional, el cual ha provocado un aumento en la deforestación y próxima extinción de una de las últimas selvas existentes en el país.

El delegado de la Sagarpa, Víctor Salinas Balán, aseguró que este modelo de agricultura industrial, impulsado por el gobierno del estado, no causa ningún tipo de daño ambiental.

“La superficie agrícola del estado es la misma, es la misma superficie agrícola. El modelo industrial agrícola no daña para nada”, comentó.

Apicultores y campesinos pertenecientes a las comunidades de Hopelchén han sido testigos de los daños ambientales que se están generando en la región. Miles de hectáreas han sido deforestadas, sin que exista control alguno por parte de las autoridades, sin embargo, para el delegado de la Sagarpa en Campeche “todo está en orden”.

Josimar Mex
redaccion@Multimedioscampeche.com