José Canul Ake, presidente municipal de Calkiní, reiteró a su partido Morena que “primero están las leyes y luego los estatutos del partido”, al tiempo que negó que exista ruptura luego que la senadora Layda Sansores y el presidente estatal de Morena se negaran a asistir a su rendición de toma de protesta para “no mezclarse” con autoridades del gobierno estatal.

“Yo entiendo a mis compañeros que son radicales pero también yo les he hecho entender que yo como alcalde tengo la obligación y responsabilidad de darle atención a todos los ciudadanos, la época de campaña ya pasó”, señaló el edil morenista.

El punto seis del Código de Ética de Morena señala: “Rechazar toda alianza con partidos que apoyan la agenda de reformas estructurales de Peña Nieto”. Es parte de los lineamientos que deben asumir legisladores, gobernantes y funcionarios electos de Morena.

“Lo que pasa, Morena como partido tiene sus propios estatutos y centros del Ayuntamiento manejamos las leyes emanadas de la Constitución, entonces lo que falta entender aquí es que Morena es un partido con estatutos propios y yo como alcalde tengo que trabajar con leyes, he dialogado con ellos y poco a poco lo van entendiendo”, sostuvo el alcalde de Calkiní.

José Canul, entrevistado durante su asistencia en la asamblea estatal de Morena para elegir a delegados estatales, insistió que hasta el momento hay “una buena relación con Morena”.

Luis Calderón Ferreiro
redaccion@multimedioscampeche.com