Al denunciar maltrato laboral, y despidos injustificados, alrededor de mil 500 trabajadores sindicalizados del Ayuntamiento de Carmen, afiliados al gremio de  los Tres Poderes, protestaron en la Comuna para exigir  un dialogo  directo con el alcalde de facción panista, Pablo Gutierrez Lazarus.

Los inconformes tomaron por más de ocho horas el palacio municipal impidiendo la entrada y salida de funcionarios y trabajadores, además de que bloquearon los accesos al Centro Histórico de la Isla.

Para las cuatro de la tarde, el alcalde Pablo Gutierrez Lazaruz, se presentó en un evento público en la colonia Manigua, y cuestionado ante los hechos respondió que se trataba de un chantaje del líder sindical, que no tenía argumentos solidos para tomar el palacio y paralizar las actividades del mismo.

Trascendió que alrededor de las siete de la noche, se registró un enfrentamiento entre la gente encerrada en el palacio y los inconformes que dejó saldo de una persona adulta con crisis nerviosa misma que fue trasladada por paramedicos de Proteccion Civil Municipal.

Al cierre de esta edición, se supo que al interior de la Comuna permanecían secuestrados 150 trabajadores.

Estalla conato en Palizada

Más de 40 personas que desde hace 26 días tienen tomado el Palacio Municipal de Palizada, agredieron a varios trabajadores del DIF Municipal y los desalojaron bajo amenazas de sus puestos de trabajo.

Según trascendió, los inconformes estaban encabezados por Carla Ocampo Duran, Anarely Reyes Chan, Leticia Sánchez Cruz, Ana del Carmen Montejo Reyes, Carlos Ortiz Cruz, Carlos Arcos Torres y Dora María López Rodríguez, por segunda ocasión invadieron las oficinas del DIF Municipal, luego de que los trabajadores de ese lugar habían obtenido un amparo.

De nueva cuenta se introdujeron a las instalaciones y desalojaron a todo el personal a empujones. Trabajadores del lugar dijeron que los revoltosos les ordenaron agarrar sus cosas personales, mientras desalojaban el lugar que alberga varias direcciones.

La directora de DIF municipal, Bianca Ruiz López, aseguró que en dichas oficinas quedó dinero en efectivo de pago de nóminas, a proveedores y demás, por un valor de cerca de 50 mil pesos en efectivo, además de computadoras portátiles y de escritorio, e impresoras, entre otras.

Redacción
redaccion@multimedioscampeche.com