En una decisión que se ha prolongado no meses, sino años, será hoy, de no existir un nuevo aplazamiento, cuando la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) por fin defina si permitirá o no la siembra de soya transgénica en el país y en el estado.

Como un preámbulo que fortaleció la confianza de los productores campechanos, ayer un juez federal determinó confirmar la suspensión provisional que impide tramitar y otorgar permisos de siembra o liberación al ambiente de maíz transgénico en todo el país.

Esta suspensión federal ha estado vigente desde septiembre de 2013 a pesar de cien impugnaciones de agroindustria trasnacional y del gobierno federal.

El abogado Bernardo Bátiz, asesor en la demanda colectiva del maíz y ex procurador de Justicia del DF, señaló que la Segunda Sala de la Suprema Corte, al resolver hoy el asunto de los apicultores de la Península de Yucatán contra la siembra de soya transgénica, debe considerar que somos un país megadiverso en lo biológico, en lo cultural y en lo agrícola, por tanto, sembrar transgénicos, sean de maíz, soya u otro, entre otras afectaciones negativas que provocaría, es que la miel mexicana deje de ser orgánica.

¿La misma ruta la soya?

También podría interesarte  Entrega gobernador apoyos a los músicos

En lo que respecta al maíz genéticamente modificado unos 16 tribunales y la Suprema Corte han mantenido la suspensión durante dos años.

Redacción y Roxana Vázquez
redaccion@multimedioscampeche.com

(Foto: Archivo)