Intentando poner orden, el Ayuntamiento de Campeche volvió a desalojar a los ambulantes del Centro Histórico, sin embargo, aún permanecen algunos lavacoches sobre la Calle 8, quienes siguen tirando aguas jabonosas en las calles del primer cuadro de la ciudad.

EL EXPRESO ha denunciado constantemente que no se ha cumplido con el reglamento de “Ciudades Patrimonio” al permitir la aparición de los comerciantes ambulantes en el primer cuadro de la ciudad.

Ante estas denuncias, el Ayuntamiento se dio a la tarea de retirar a los ambulantes, pero al final vuelven a hacer acto de presencia en el Centro Histórico de la ciudad.

Un ejemplo claro se pudo constatar al observar a los lavacoches, quienes laboran sin que alguna autoridad les sancione por trabajar sobre la Calle 8, a un costado de las fuentes danzarinas.

Los franeleros hacen lo que quieren en esa zona sin que nadie les diga algo, cobrando buen dinero por ese negocio, tirando aguas jabonosas y, al mismo tiempo, también violan el reglamento de “Ciudades Patrimonio”.

Gilberto Ávila
redaccion@Multimedioscampeche.com