No les quedó de otra y tuvieron que pagar. Ayer, la Comisión Federal de Electricidad (CFE)  informó que la familia del barrio de Santa Ana que denunció la semana pasada el abuso de parte de la paraestatal por el cobro de una multa cercana a los 250 mil pesos, ya finiquitó la deuda y, por consiguiente, se le restableció el suministro de energía eléctrica.

El superintendente de la CFE en Campeche, Octavio Castillo Cruz, explicó que en el mes de octubre se realizó una verificación al servicio de la vivienda de dicha familia, en donde se detectó la alteración de un mecanismo del medidor.

“En la parte posterior a lo que es la carátula tiene un sello que sólo la Comisión maneja; ese dispositivo estaba violado y para cerciorarse de que trabajara le pusieron silicón”, detalló.

A pesar de ello, precisó que no hubo amenazas para el pago de la multa y que desde un principio hubo conciliación y arreglo con la parte afectada, lo que llevó al pago de una cantidad cercana a los 140 mil pesos, restableciendo el servicio de energía eléctrica en dicha vivienda.

En tanto, Castillo Cruz exhortó a la ciudadanía a que si detectan alguna anomalía o irregularidad de parte de sus trabajadores, que hagan formal denuncia para que la paraestatal tome cartas en el asunto para evitar futuros fraudes.

“Si llegan a detectar alguna situación de ese tipo, que lo denuncien y que tengan el valor para hacerlo. Nosotros tomaremos las medidas pertinentes en caso de que haya algún empleado de la CFE que esté propiciando o generando conflictos”, aseveró.

A pesar de ello, la paraestatal reveló que uno de los trabajadores ya fue suspendido debido a malversaciones y actos de corrupción que hizo cuando realizaba trabajos de inspección de medidores.

Gilberto Ávila
redaccion@multimedioscampeche.com