Legisladores locales de diferentes partidos políticos opinaron respecto al conflicto suscitado entre el líder del Freciez, Luis Antonio Che Cu, artesanos adheridos al movimiento y el Ayuntamiento de Campeche.

Los funcionarios coincidieron en que debe existir un respeto a los lineamientos de las ciudades patrimonio, pero también deben existir alternativas para el desarrollo comercial de los artesanos.

“La ley se tiene que respetar, coincidimos en eso. Pero se tiene que medir con la misma vara a todos; por ejemplo, tenemos dos casos: la corrupción y personas que buscan el sustento para llevar a sus familias. Se tiene que llegar al diálogo y se tienen que ofrecer alternativas viables a estas personas, donde se pueden instalar sin que signifique menoscabo en sus ingresos y en la forma en que se ganan la vida”, expresó  el diputado por Morena, Carlos Martínez Aké.

“Creo que es lo correcto que se haya buscado el diálogo. Es la forma de proceder. Che Cu y los artesanos son ciudadanos como todos; si no está permitido por ser Centro Histórico y Patrimonio de la Humanidad, creo que debemos respetarlo todos. Nadie es ciudadano de primera, ni de segunda”, dijo la diputada local por el PAN, María Asunción Caballero May.

Los diputados locales indicaron que deben existir alternativas para que los artesanos promuevan su arte, además de que la autoridad municipal tiene por obligación escuchar las propuestas de los artesanos y privilegiar el diálogo antes del uso de la fuerza pública.

Asimismo, coincidieron en que la autoridad municipal debe anticipar alternativas para que estos problemas no se generen, pues se sabe muy bien cuál es el método utilizado por Luis Antonio Che Cu.

“Si ya sabemos cuál es el proceder de estas personas y los artesanos requieren de un espacio para promover su arte, que se vea con anticipación qué alternativas de solución existen antes de que llegue a ser un problema”, concluyó Martínez Aké.

Josimar Mex
redaccion@multimedioscampeche.com