El déficit de enfermeras en el sector salud ocasiona crisis en hospitales cuando se hacen efectivos días de descanso como parte de los estímulos y prestaciones, según un amplio reportaje del diario Reforma.

De acuerdo con personal consultado, el ausentismo programado y no programado afecta a las enfermeras en activo, pues el riesgo de cometer errores es mayor, lo que pone en riesgo la salud de los pacientes.

Según la Alianza de Trabajadores de la Salud y Empleados Públicos, en el sector faltan alrededor de 50 mil plazas, de las cuales 40 por ciento corresponde a personal en el área de enfermería.

José Antonio Vital, coordinador de la Alianza, indicó que desde 2014 las autoridades se comprometieron a crear 23 mil plazas para los servicios de la Secretaría de Salud y 10 mil plazas en el ISSSTE; sin embargo, a la fecha, no ha habido trasparencia en la creación de éstas.

Recibir un día económico en pago a su buen desempeño, según negocie el sindicato en cada hospital, implica que el personal que se queda tenga aun más carga que la habitual.

“Por todos lados las enfermeras salen perdiendo”, asegura una trabajadora del Hospital de Cardiología del Centro Médico Nacional Siglo 21, quien prefirió omitir su nombre.

En el Hospital General Regional 196, ubicado en Ecatepec, Estado de México, hay 472 enfermeras de base, además de 15 sustitutas.

Sin embargo, en el último año, se ha presentado un déficit de enfermeras sustitutas, pues en promedio hay 12, aseguró una fuente del hospital.

También podría interesarte  Reportan irregularidades de operadores

“La delegación (Estado de México Oriente) dice que no tiene candidatos, que no hay personal para envío”, lamentó.

Esto ha originado que en lugar de que las enfermeras atiendan 10 pacientes cada una, en ocasiones tienen que atender hasta 15 pacientes en su turno.

En el Hospital General de México, por ejemplo, en Medicina Interna hay 36 camas, y, por la gravedad de los pacientes que ahí ingresan, debería haber una enfermera por cada seis pacientes, lo cual no sucede.

“Si bien les va, se quedan cuatro enfermeras y les toca de nueve pacientes por cada una”, sostuvo una enfermera.

Explicó que esto sucede debido a que el resto del personal está en curso, con incapacidad o de vacaciones.

“Tiene que existir un excedente de enfermeras para esas contingencias. En el hospital hay mil 800 enfermeras. El último cálculo que hizo la subdirección de enfermería es que faltaban mil”.

En el Hospital de Cardiología del Centro Médico Nacional Siglo 21 sucede lo mismo.

“El turno nocturno es el más sacrificado en los servicios de hospitalización. El trabajo es por equipos, es decir, una enfermera general y una auxiliar. Mínimo debe haber tres equipos en la noche. Pero en muchas ocasiones sólo hay cuatro enfermeras y un piso en hospitalización tiene 26 camas”, indicó una enfermera.

Esta situación no solo es privativa en el centro del país, sino también es una constante en ciudades como Campeche, donde la ciudadanía califica como pésimos los servicios de salud.

Redacción
redaccion@multimedioscampeche.com