Existe un fuerte interés económico en la demanda presentada contra sacerdotes de la Diócesis de Campeche, reveló el vocero Ricardo Hernández Tinoco.

En una entrevista luego de que se dieran a conocer denuncias por las vías civil y penal en contra de los párrocos Martín Mena Carrillo y Francisco Velázquez Trejo, el vocero de la Iglesia de Campeche señaló que la primera no procederá porque no existen pruebas que avalen la acusación y, en cuanto a la segunda, aún no reciben una notificación oficial.

El padre Hernández afirmó que en pláticas con el representante legal de la Diócesis, éste le aseguró que la demanda civil no va a proceder porque no hay argumentos ni sustento que le dé validez.

También podría interesarte  Obispo toma votos a nuevos servidores de la Iglesia

Refirió que el objetivo de las denuncias son causar algún tipo de daño moral a la Iglesia, así como el fuerte interés económico que están detrás de los procedimientos.

A pregunta expresa sobre las sanciones en contra de sacerdotes que se vean envueltos en casos como el que se denuncia, Hernández Tinoco citó al Papa Francisco: “Cero tolerancia”, pero añadió que las acusaciones tienen que ir acompañadas de pruebas para proceder al respecto.

En este sentido, dijo que mientras no se expongan pruebas, una simple acusación, interesada además, no será motivo para separar a religiosos de sus cargos.

WILMER DELGADO ROJAS
redaccion@multimedioscampeche.com