Wilbert Alejandro García Arellano, el empleado de la delegación de la Secretaría del Trabajo y Previsión Social (STPS) que extorsiona y amenaza a empresarios campechanos, usa a su concubina como apoderada legal de la Consultora ASICA, la firma a la que todo propietario de negocios de Campeche obligadamente debe contratar a fin de no ser sujeto de sanciones de parte de la STPS.

Documentos en poder de EL EXPRESO muestran que el empleado que funge como jefe de Departamento de Seguridad y Salud en el Trabajo de la delegación federal se valió de María Soledad Ortiz Curmina y de su hijo para encubrir a los representantes de la firma consultora con la que ha generado millones de pesos en los últimos años en un abierto conflicto de interés de un servidor público.

Ayer, EL EXPRESO publicó cómo el funcionario que gana 14 mil pesos netos opera una red de extorsión y chantajes contra empresarios del estado a fin de que contraten los servicios de la Consultora ASICA por cantidades que van desde 25 hasta 80 mil pesos a fin de que cumplan con la normatividad de seguridad y luego sean certificadas en la STPS… por el propio García Arellano en su calidad de jefe de Departamento de Seguridad y Salud en el Trabajo.

García Arellano acudió en febrero del 2013 a la Notaría 34 para que le certificaran que llevaba más de tres años de vivir con María Soledad Ortiz Curmina a fin de que la pusiera como apoderada legal de la Consultora ASICA, mientras que su socio-hijo Alejandro Otoniel García Escalante se presenta como propietario general de la empresa.

También podría interesarte  Van casi 400 atendidos por la STPS en este año

Tras la publicación de la denuncia, EL EXPRESO obtuvo documentación extra de más empresas que han sido extorsionadas por García Arellano. Además de Edison Chouest Offshore México, también están las empresas Productos de Harina S.A. de C.V. y Weatherford de México, S de R.L. de C.V., a las cuales obliga desde el año 2013 a comprar los servicios de la Consultora ASICA a fin de que no salgan del programa Declarab y Autogestión de la STPS.

La elaboración de “Propuestas Técnicas-Económicas” de mejoras que presenta ASICA a las empresas no son más que las extorsiones encubiertas que tienen que pagar los negocios a fin de mantener su certificación ante la STPS, dijo a este rotativo uno de los afectados. Según cálculos, hasta 100 empresarios campechanos han sido víctimas de este esquema de extorsión del cual no existe otra salida, pues desde su cargo como jefe del Departamento de Seguridad y Salud en el Trabajo, García Arellano es el único con facultades de firmar la certificación de las empresas.

Redacción
redaccion@multimedioscampeche.com