A mediados de esta semana, el director de Seguridad Pública de Ciudad del Carmen, Guillermo Zayas González, estuvo en el banquillo de los sospechosos al reactivarse el juicio en su contra por el caso de la discoteca News Divine de la capital del país murieron 12 personas en el 2008.

Aunque en el juicio que llegó a la Suprema Corte de Justicia de la Nación se exoneró de culpa a cuatro policías, la situación jurídica de Zayas González, quien está acusado de dirigir el operativo en esa discoteca que culminó con las 12 muertes, quedó en manos de un juez de la capital del país que aún lo deberá declarar culpable o inocente del caso.

Ayer, el diputado local por el partido Morena, Carlos Martínez Ake, y el presidente estatal del PRI, Ernesto Castillo, coincidieron en que si procede el juicio contra el jefe policial de Carmen se debe de aplicar todo lo que señala la ley y si esta señala que deje el cargo deberá de hacerlo.

Entrevistado por EL EXPRESO, el diputado de la izquierda resaltó que cualquier funcionario cuya honorabilidad esté en entredicho debe -por voluntad propia- separarse del cargo. Sin embargo, dijo, “como en la mayoría de los casos no tienen dignidad y vergüenza”, pues se aferran al puesto para a través de sus influencias tratar de librar cualquier asunto de índole legal.

“En el caso de Zayas es obvio que a pesar de que pesan acusaciones graves en su contra y que en los hechos la seguridad en Carmen sigue igual o peor, existe también el capricho del presidente municipal (el panista Pablo Gutiérrez) por mantenerlo en el puesto a pesar del rechazo ciudadano”, añadió.

El morenista añadió que no deberían de dejar más tiempo y solicitar un juicio político ya que hay argumentos suficientes y aplicar la ley como corresponde.

El jueves trascendió en la Isla que Zayas González había dejado su cargo de manera indefinida, versión que solo fue un rumor, pues el mando policial siguió laborando.

Por su parte, el diputado del tricolor Ernesto Castillo Rosado dijo ser respetuoso de todo lo que suceda con las autoridades estatales y municipales, sin embargo por ser un tema que tiene varios días latente se está en espera del resolutivo de las autoridades competentes.

Manifestó que si existen los argumentos suficientes para un juicio político y es necesario que deje el cargo, deberá de hacerlo y la ley se debe de aplicar tal cual sin importar colores o cargos.

Foto: www.desdeelbalcon.com