En días pasados, EL EXPRESO dio a conocer el caso de A. H. P, una mujer que, a través de sus redes sociales, comentó ser el primer caso de zika registrado en Campeche.

Tras su denuncia, que era acompañada por unas fotografías de sus piernas llenas del sarpullido característico del virus, su caso se dio a conocer por distintas vías en todo el estado sin cuidado a su privacidad, lo que causó molestia entre ella y sus personas cercanas.

Sin embargo se puso en contacto con este rotativo, y decidió narrar su experiencia en exclusiva, explicando que, desde que fue a consultar la primera vez, “todos los médicos que la vieron -y hasta se amontonaban- dijeron que era zika”, situación que ella creyó y por la que decidió exponer su situación de salud, con el fin de promover la prevención.

Sin embargo, tras el revuelo y las alarmas, regresó ayer al IMSS y le dijeron que siempre no es zika, sino chikungunya, situación que reprobó, pues afirma que “la realidad es que los médicos no están preparados para enfrentar algo así”.

De igual forma afirmó que un asistente del nosocomio le dijo que no era la primera que llegaba con ese cuadro sintomático, por lo que cuestionó la decisión de ocultar la posibilidad de que haya casos de zika en el estado.

También podría interesarte  Descarta SSA la privatización de los servicios de salud

A lo anterior se suma la fotografía de una receta médica con el logotipo de esa institución, en la que su nombre está escrito como el de la paciente, que habría acudido al servicio de Urgencias desde el pasado 26 de enero, siendo referida a su Unidad Médico Familiar, con una tratamiento a base de Paracetamol y con un diagnóstico de posible zika (Dx. Pb. Zica).

Este documento, según el nombre de la persona que le atendió, fue emitido en la Clínica 1 (Centro), en el horario nocturno.

Ante todo esto, la delegación Campeche del IMSS dijo que en breve dará a conocer la postura oficial y que realiza las investigaciones en el expediente médico de A. H. P. para evaluar la condición sanitaria y confirmar o descartar el diagnóstico, que no siguió los protocolos que marca la Secretaría de Salud federal.

Redacción
expresoweb@multimedioscampeche.com