Luego del ultimátum de pescadores de Seybaplaya a las autoridades de protección del ambiente sobre el problema de contaminación del lecho marino por parte de la empresa Montserrat, el delegado de la Profepa, Miguel Ángel Chuc López, acudió a la mencionada Junta Municipal para escuchar la demanda de los hombres de mar.

Después de su arribo a la comunidad de Seybaplaya, los ribereños condujeron al delegado al lugar, donde el lecho marino y la superficie han recibido daños por parte de la cementera.

Del mismo modo, Chuc López recorrió el puente de embarco, ubicado a un costado del balneario Payucán, donde observó cerros de polvo que destilaba la cementera e iban a parar directo al lecho marino.

A su paso por el puente de embarco, los pescadores enseñaron al titular de la Profepa, las afectaciones a las áreas verdes  y al ecosistema del lugar debido al descuido manejo de desperdicios de la misma empresa.

También podría interesarte  Sin aviso, sorprende tromba a carmelitas

Cuestionado por los pescadores acerca daño ocasionado al manto acuífero, – que a decir de los seybanos impide la reproducción de los peces-, Chuc López señaló que se comprobará si el polvo desprendido es dañino o no.

“Se tendrá que analizar para comprobar el daño que está ocasionando la cementera”, subrayó.

Por último, el delegado dijo que en los próximos días buscarán dar una solución a los pescadores y la delegación de la Profepa junto con otras dependencias verificarán si las denuncias son aceptables.

Redacción
Redaccion@Multimedioscampeche.com