Miguel Román Duarte Reyes, el presunto trabajador de Indesalud que fue inhabilitado por 12 años y sujeto a una sanción de 260 millones de pesos por desvío de recursos, tenía un salario de 85 mil pesos mensuales desempeñándose como director Administrativo de la Secretaría de Salud, además de que decidía quién merecía bases, contrataciones y presuntamente a quién dar por ganadores en las licitaciones de la dependencia.

Una investigación de EL EXPRESO encontró que además el hoy exfuncionario de la Secretaría de Salud retenía partidas presupuestales a médicos de medio tiempo y que estuvo a punto de ser denunciado ante la Secretaría de la Contraloría.

El lunes, un comunicado de la Secretaría de la Contraloría del Gobierno del estado informó –sin dar nombre- la inhabilitación por 12 años de un servidor público de Indesalud a quien también le está aplicando una multa económica por 260 millones de pesos.

La falta administrativa detectada por la Contraloría es la “omisión de declarar y enterar las cantidades correctas al Servicio de Administración Tributaria (SAT) del Impuesto sobre la Renta retenido a los trabajadores del Instituto de Servicios Descentralizados de Salud Pública del estado de Campeche (Indesalud), por los periodos comprendidos de agosto a diciembre de 2013, todo el ejercicio fiscal 2014 y el periodo febrero a junio de 2015”, según el comunicado divulgado el lunes.

El inhabilitado sería Miguel Román Duarte, supo este rotativo. Una revisión al tabulador salarial de la Secretaría de Salud encontró que hoy ex funcionario percibía un salario mensual bruto de 85 mil 919 pesos, de los cuales 12 mil 968 era de salario bruto y 72 mil 850 pesos de compensación garantizada bruta, según una consulta de EL EXPRESO a la página de transparencia de la mencionada dependencia estatal.

También podría interesarte  Piden ayuda para encontrar a Adriana Cazán

Como Director de Área, además, Miguel Román Duarte, controlaba casi todos los movimientos del personal al interior de la Secretaría desde licitaciones hasta contrataciones, otorgamiento de plazas, bases sindicales quedando bajo su responsabilidad los pagos del personal de la dependencia.

Tras conocerse que Duarte Reyes sería el funcionario inhabilitado, cinco trabajadoras de la salud recordaron que a mediados de 2013 fueron víctimas de la malversación de fondos del Director Administrativo. Impartíamos cursos en escuelas primarias, contaron a EL EXPRESO, sobre el cuidado e higiene personal y cuando no lo hacíamos cubríamos a médicos de planta de las clínicas del IMSS en la ciudad.

Las afectadas, según su relato a este rotativo, dijeron que trabajaron bajo este esquema durante ocho meses (hasta mediados del 2014) hasta que se percataron que recibían la mitad del salario que había sido destinado a su encomienda. “Nos pagaban 4 mil 500 pesos y nos dimos cuenta que en realidad nuestra nómina era de 9 mil pesos. Nunca nos reembolsaron esa otra mitad durante los ochos meses”, dijo una de las afectadas.

Tras investigar quién había retenido ese dinero, dieron con Duarte Reyes y amenazaron que presentarían una demanda. Finalmente les repusieron un cheque de 10 mil pesos, pero nunca el dinero completo, añadió.

Redacción
redaccion@multimedioscampeche.com