Si alguien pensaba que el castigo a funcionarios y/o exfuncionarios corruptos se quedaría nada más en la sanción administrativa, o en la inhabilitación para desempeñar algún cargo público, el gobernador Alejandro Moreno Cárdenas dejó en claro que también se emprenderán acciones penales contra quienes resulten responsables.

Ayer EL EXPRESO le informó que la Secretaría de la Contraloría había impuesto la primera inhabilitación por 12 años contra un exfuncionario de la Secretaría de Salud, que trascendió podría tratarse del excoordinador administrativo, Miguel Román Duarte Reyes, a quien además se le impuso una multa de 260 millones de pesos.

Entrevistado este martes en el marco de sus diversos eventos oficiales, Moreno Cárdenas reiteró, como lo hizo en campaña y desde el inicio de su administración, que su gobierno no tolerará la corrupción y que las investigaciones y auditorías serán permanentes durante todo su sexenio, pues hizo un compromiso hacia la transparencia y rendición de cuentas.

También podría interesarte  Albañil le roba efectivo a su patrón

Interrogado sobre si las sanciones se quedarán en cuestiones administrativas, el mandatario campechano refirió que la ley se aplicará a fondo, y mientras la Contraloría hace lo que le corresponde, también la Fiscalía General del Estado hará lo propio y el tema será turnado para el fincamiento de responsabilidades penales contra quien resulte responsable.

Dijo que la omisión del nombre del sancionado es para cumplir los términos de ley y cuidar los procedimientos administrativos y penales. “El contralor del Estado y el Fiscal General del Estado habrán de dar a conocer toda la información clara y precisa”, señaló.

Redacción y Roxana Vázquez
redaccion@multimedioscampeche.com