Por conducir en estado de ebriedad, el propietario de un vehículo Jepp Grand Cherokee se subió al camellón de la avenida Gobernadores y derribó un poste de alumbrado público, posteriormente huyó en un taxi.

El aparatoso percance se registró alrededor de las 23:15 horas del sábado cuando el conductor de un vehículo de la marca Jeep, tipo Grand Cherokee, verde, con placas de circulación del estado de Campeche, transitaba por la avenida Gobernadores proveniente del mercado principal.

Unos metros después de haber pasado el cruce con la avenida Francisco I. Madero, mejor conocida como “La Ría”, al parecer se quedó dormido al volante y se subió al camellón de la arteria derribando a su paso un pequeño árbol y posteriormente se estrelló contra un poste de alumbrado público.

También podría interesarte  Proceso contra exservidores, apegado a ley: Mendez Lanz

A consecuencia del fuerte choque, el poste de alumbrado se cayó al pavimento de la avenida en donde por fortuna no pasaba ningún vehículo. Cabe mencionar que el vehículo quedó con el frente destrozado, además de que derramó aceite y anticongelante.

Testigos dieron parte a las autoridades por medio de los números de emergencia por lo que al lugar llegaron los agentes de la Dirección de Vialidad quienes tomaron conocimiento de lo ocurrido y solicitaron una grúa para retirar el vehículo de la arteria.

Jorge Pérez
redaccion@multimedioscampeche.com