Mucho se ha hablado de los procesos de inhabilitación de funcionarios públicos, pero pocos han dimensionado lo que el presunto daño causado al erario público significa para los campechanos.

Un ejercicio de EL EXPRESO halló que el monto total de las sumas conocidas bajo proceso de investigación rondan los 4 mil millones de pesos, poco más del 20 por ciento del Presupuesto de Egresos del Gobierno del Estado en el ejercicio fiscal 2015, que ascendió a poco más de 18 mil millones de pesos.

Según la Auditoría Superior de la Federación (ASF), las irregularidades detectadas a secretarías y dependencias estatales en la Cuenta Pública del 2014 representan un total de mil 152 millones de pesos. Ese mismo organismo detalló que los malos manejos en la Universidad Autónoma del Carmen (Unacar), ese mismo año, ascienden a mil 157 millones de pesos más.

Pero eso no es todo. La Auditoría Superior del Estado (ASE) investiga un presunto daño al erario público estatal por un monto de alrededor de mil millones de pesos en la Administración Portuaria Integral de Campeche (Apicam), bajo las direcciones de Fernando Sadek Abad y David Uribe Haydar.

Otros 260 millones de pesos fueron desviados del pago de impuestos al Servicio de Administración Tributaria (SAT) en la Secretaría de Salud, mientras que el recurso no justificado en el gobierno municipal de Enrique Iván González López, en el municipio de El Carmen, según cuentas de la ASE, es de otros 237 millones de pesos. En el resto de los municipios, los ayuntamientos no pudieron comprobar 100 millones de pesos en el 2014.

También podría interesarte  Arriba hoy a la ciudad secretario de Turismo

Se trata solamente de los seis casos conocidos y documentados, bajo investigación, por presunto desvío de recursos, malos manejos, mala aplicación o hasta robo de las arcas públicas, a los que, en su momento, se sumarían los casos que aún no se han dado a conocer o que no están o no pueden comprobarse.

La suma de esos fondos no comprobados a las auditorías estatal y federal asciende a más de 3 mil 900 millones de pesos.

Para tener una idea del daño patrimonial a los campechanos, podríamos comparar esa cifra con el presupuesto para la construcción del nuevo Puente de la Unidad, que asciende a mil 900 mdp, por lo que alcanzaría para construir dos puentes nuevos y hasta sobrarían 100 millones de pesos.

También sería suficiente para construir cuatro nuevos mercados de dimensiones similares al ‘Pedro Sáinz de Baranda’, que ya no aguanta más. O para repavimentar tres veces la ciudad de Campeche y no solamente en las avenidas principales sino en todas las colonias y fraccionamientos.

Es importante hacer notar que la mayoría de estas observaciones se refieren al ejercicio fiscal 2014, sólo uno de los seis años de la anterior administración estatal.

Redacción
redaccion@multimedioscampeche.com
Foto:Archivo

ex_0223_01