El conflicto entre introductores de carne y los propios carniceros del Mercado Principal “Pedro Sainz de Baranda” sigue dando de qué hablar.

En esta ocasión, personas se han manifestado a favor de que dejen que los introductores comercialicen sus productos porque ayuda al bolsillo de las familias.

En entrevista, varias personas destacaron que los introductores venden hasta 40 ó 50 pesos el kilo de carne, a diferencia de los carniceros, quienes intentan ganarle más del doble, vendiendo la misma cantidad de carne en 80 ó 90 pesos.

Cabe recordar que desde hace algunas semanas se agudizaron los problemas en torno al tema debido a que los introductores ocupan media calle, lo que dificulta el tránsito por la calle Nicaragua, por lo que en breve serían reubicados.

También podría interesarte  Regresan los candidatos 'perdedores'

Gilberto Ávila
redaccion@multimedioscampeche.com
Foto:Archivo