Aprovechando el descuido de una empleada de una estética ubicada en la unidad habitacional Fidel Velázquez, los ladrones aprovecharon para robarse un teléfono celular. Se presume que el atraco fue realizado por un repartidor de volantes.

El hecho ocurrió el sábado, alrededor de las 11:00 horas, cuando la empleada de la estética Yojisaem, salió para ir a comprar una malteada a un local a un lado de donde trabaja.

La persona tardó unos minutos y al regresar se percató que su teléfono celular había desaparecido. Pese a que comenzó a preguntar si alguien había entrado a la estética, ninguna persona le dio información a la víctima.

La propietaria del teléfono recordó que al salir del local en la calle había un repartidor de volantes de una pizzería el cual pudo haberse robado el teléfono celular.

El hecho fue denunciado a los elementos de la Policía Estatal Preventiva quienes comenzaron la búsqueda del repartidor de volantes sin encontrarlo.

Redacción
redaccion@multimedioscampeche.com