Un chofer de camiones del transporte público de la empresa Tusuc, fue asegurado después de quitarle la credencial a una joven que vestía el uniforme de una escuela y pretendía pagar con el documento de otra, aunque era de su propiedad.

El chofer, de 40 años de edad, al ver el documento de una escuela y el uniforme de otro centro educativo, decidió apoderarse de la credencial, pero al transitar por la avenida Gobernadores por Hidalgo, la estudiante solicitó la ayuda de los elementos de la PEP.

Los agentes alcanzaron el camión donde venía el chofer, a quien aseguraron junto con su camión pues la retención de la identificación es completamente ilegal.

También podría interesarte  Esperan los resultados positivos de operativos

Jorge Pérez
redaccion@multimedioscampeche.com
Foto: Archivo/Ilustrativa