Con ocho penetraciones de un arma punzo cortante (navaja), fue traslado al Hospital General de Ciudad del Carmen el taxista de la unidad 2780, quien fue asaltado y lesionado por tres sujetos en la colonia Tierra y Libertad, lugar donde compañeros lograron ubicar a un presunto responsable, quien fue golpeado por los mismos ruleteros hasta que sus familiares lograron rescatarlo.

Fue cerca de las 1:00 horas de ayer cuando taxista, al transitar sobre la avenida Nardo entronque con calle Pléyades, se percató que un compañero suyo frenaba de golpe y sin fuerzas para conducir, por lo se acercó para preguntarle qué le pasaba, a lo que éste le comentó que había sido asaltado y puñaleado, por lo que trataba de llegar al Hospital.

De inmediato su compañero dio aviso a las unidades de emergencia y policías, así como a sus compañeros. En cuestión de segundos el lugar se encontraba congestionado de vehículos de taxistas, arribando también una patrulla de la Policía Municipal y de la unidad de la Cruz Roja, quien atendió y trasladó al taxista, mismo que dijo llamarse Juan Rodríguez, y quien presentaba ocho lesiones en la espalda y brazo derecho.

Por otra parte, los compañeros al ver que Juan Rodríguez fue traslado, se dieron a la tarea de buscar a los responsables en las calles y colonias aledañas, ya que el lesionado había dado las característica de sus tres agresores.

También podría interesarte  Lo golpean con una piedra para asaltarlo en Sascalum

Fue en la calle Pléyades, entre Zaeta y Serpentario de la colonia Constelaciones, donde le dieron alcance a una persona con las características indicadas, mismo que fue golpeado entre varios choferes de taxi, quienes imponían justicia por las heridas que le realizaron a su compañero.

El presunto responsable era golpeado con palos, tubos y llaves de cruz, hasta que sus familiares llegaron al lugar con cuchillo en mano, rescatando al detenido y logrando que éste escapara con dirección a la colonia Tierra y Libertad, donde se escondió dentro de un predio citado sobre la calle Andrómeda, entre Júpiter y Venus.

Según versiones de los propios vecinos de la zona, dicha familia siempre solapa los actos ilícitos de sus hijos, quienes se dedican a asaltar y lastimar a las personas. Mientras tanto, los ruleteros intentaban sacar del domicilio del supuesto delincuente.

Fue hasta la llegada de elementos de la Policía Municipal y Agentes Ministeriales, quienes evitaron que los taxistas enardecidos causaran daños en el domicilio donde se presumía que se encontraban escondidos los tres responsables.

Al no poder hacer nada, a los taxistas no les quedó de otra que retirarse del lugar, con las manos vacías, solo en espera de la recuperación de su compañero, quien se encuentra en una de las camas del Hospital General de la Isla.

Jorge Pérez
redaccion@multimedioscampeche.com