El gerente estatal de la Comisión Nacional Forestal (Conafor), Joaquín Álvarez Arana informó que el año pasado se presentaron 28 incendios forestales y se tuvo una pérdida de más de siete mil hectáreas por quemas fuera de control.

En entrevista, el delegado recordó que en este año, se registra una temporada atípica porque viene un año muy caluroso, lo que genera muchos puntos de calor que pueden terminar en incendios forestales.

Por ello, dijo que la Conafor ha estado trabajando en los municipios con pláticas y apoyado en equipos en los comité civil para que tengan las herramientas para combatir los incendios.

Detalló que la dependencia a su cargo implementó seis campamentos temporales ubicados en diversos puntos del estado, con personal, vehículos y la estructura adecuada para combatir los incendios. Dichos campamentos, dijo, se ubican en las comunidades de El Desengaño, Porfirio Díaz, Xmabén, Zoh Laguna, Sabancuy y Hecelchakán, así como dos temporales en El Tormento y Peje Lagarto, donde 30 elementos de la Conafor, 90 de SemarnatCam y 140 de brigadistas rurales estarán a cargo de la vigilancia.

También podría interesarte  Buscan relevo para Angulo en la CNC

Álvarez Arana añadió que hasta el momento han realizado 90 prácticas de abstencionismo y cinco talleres, “estamos capacitados y equipados para prevenir que los incendios se salgan de control”.

En este tenor, indicó que los principales focos rojos son la zona sur del estado, principalmente en los municipios de Calakmul y Hopelchén, por lo que se ha concientizado a los pobladores sobre el riesgo en las quemas agropecuarias y caza furtiva.

Por último, informó que para la oficina de manejo de fuego que se está construyendo en Castamay, se destinó una inversión de 14 millones de pesos y la segunda tendrá una inversión de 11 millones, ambas estarán funcionando a principios de 2018.

Wilmer Delgado y Jorge Pérez
redacción@multimedioscampeche.com