Un grupo de vándalos lapidaron un Modelorama ubicado en la unidad habitacional Kalá, pese a los daños ocasionados al depósito de cervezas, el representante legal del lugar se negó a denunciar el hecho ante la Fiscalía.

El domingo a las 23:40 horas, el encargado del lugar se encontraba atendiendo en el Modelorama ubicado en la avenida Baja Velocidad por calle Kobah.

Al lugar llegó un vehículo blanco del cual descendieron varias personas con chamarras quienes arrojaron piedras al local y después se dieron a la fuga.

Las piedras rompieron varios paños de vidrio, aunque se dio parte a los elementos de la Policía Estatal, no se logró dar con los agresores.

También podría interesarte  Cinco soñadores están listos para la aventura

Jorge Pérez
redacción@multimedioscampeche.com
Foto:Archivo/Ilustrativa