Son políticos externos al Partido de la Revolución Democrática (PRD) los que buscan desestabilizar al sol azteca y están influenciando en militantes como Luis García Hernández y Luis Moo Turriza, reviró ayer el líder de ese partido político, William Mena Flores, luego de ser acusado de mal manejo de los recursos del partido y de abandono de los comités municipales, entre otros temas.

En entrevista, pidió a quienes lo acusan de pagar tarjetas de crédito y restaurantes con las prerrogativas del PRD, a presentar las pruebas ante el Comité Ejecutivo Nacional, pues afirmó que sus detractores internos sólo buscan llamar la atención por el buen trabajo que se realiza al interior del sol azteca.

Negó en todo momento pagar sus tarjetas bancarias con recursos del partido y dijo que estos son fiscalizados por las autoridades electorales, por lo que retó a quienes lo acusan a que presenten pruebas ante las instancias correspondientes y el CEN del partido.

“Ante el órgano competente cualquiera puede preguntar si el PRD está cumpliendo con la fiscalización de sus recursos y su rendición de cuentas, no tengo tarjetas ni se pagan las de otros militantes”, insistió.

También podría interesarte  Hay eclipse, pero del Sol Azteca; se fractura directiva

Por su parte, la diputada perredista María del Carmen Pérez López dijo que todo se debe a intereses internos dentro del partido pese a que saben que el PRD no es manejado por una persona sino por un comité integrado por 15 directivos.

Sin referirse a ellos por sus nombres, dijo que Luis García Hernández y Luis Felipe Moo Turriza –quienes lanzaron las acusaciones- están dejando mal al partido ante la sociedad, pese a que se les han respetado los acuerdos que marcan los estatutos, por lo que calificó su actitud de irresponsable, sobre todo cuando ni siquiera se dan a la tarea recorrer los municipios
para trabajar.

Roxana Vázquez Campos
redacción@multimedioscampeche.com