La Secretaría de Protección Civil estatal (Seproci) dio a conocer que, en coordinación con la Capitanía de Puerto y la Secretaría de Marina, hasta el momento ha podido rescatar a 25 pescadores que se enfrentaron a las desfavorables e imprevistas condiciones climáticas que se presentaron el martes pasado.

Asimismo, otros tres pescadores se reportan como desaparecidos, por lo que las labores de búsqueda y rescate continúan ininterrumpidamente en la zona; mientras que lamentable dos pescadores fallecieron en altamar, cuyos cuerpos ya fueron entregados a los familiares. Los nombres de las personas fallecidas son Abel Angulo Quintana Aguilar y José Manuel Pérez Acosta.

Por su parte, la Secretaría de Pesca y Acuacultura (Sepesca) estará atendiendo a las familias de los involucrados, proporcionando la información pertinente en el momento que esté disponible y pueda ser confirmada.

Cabe recordar que el pasado martes, alrededor de la 13:20 horas, una tromba marina afectó a la Entidad con vientos de 74km/h; asimismo, cerca de las 16:00 horas, el presidente de la Junta Municipal de Atasta, Julio Castellanos Carrillo, se comunicó con la Capitanía de Puerto informando que varias embarcaciones no habían regresado a tierra tras las imprevistas condiciones climatológicas que se habían presentado en la zona.

Asimismo, se tiene conocimiento que hasta el  momento permanecen en calidad de desaparecidos los pescadores Ricardo de la Rosa Hernández (a) “El Chiapas”, Miguel Antonio Jiménez Cupil y Miguel Adán Dionicio, por lo que se trabaja en su búsqueda.

Siendo las 20:20 horas del martes pasado, mediante aviso telefónico fue informado a la Vicefiscalía General Regional de Ciudad del Carmen, el fallecimiento del pescador ribereño José Manuel Pérez Acosta, por lo que la autoridad se trasladó al puerto pesquero Laguna Azul.

Mediante la declaración de un sobreviviente (hijo del pescador fallecido), se supo que a las 06:00 horas en compañía de su padre, a bordo de la lancha ribereña “Ángel” y al igual que otros pescadores a bordo de varias embarcaciones salieron del muelle “20 de Noviembre” rumbo a mar abierto para la captura del camarón “Siete Barbas”.

A una distancia de 20 brazas los pescadores, a la altura de Bahamita, los pescadores iniciaron actividades.

También podría interesarte  Decretan cambio de ruta, pero nunca se les advirtió

Sin embargo alrededor de las 12:00 horas, los lancheros se percataron que se avecinaba una turbonada, por lo que procedieron a levantar las redes y colocar el  camarón capturado en las neveras al tiempo que emprendieron la retirada para evitar la tempestad.

Sin embargo cuando distaban 200 metros de la escollera norte, en Punta Norte, Playa Norte, fueron alcanzados por la turbonada que les impidió el avance lo que los obligó bandear olas de aproximadamente dos metros de altura, situación que propició el ingreso de agua a las embarcaciones las cuales comenzaron a hundirse, otras más se quebraron o sufrieron daños en su estructura.

Ante la inclemencia del tiempo los pescadores cayeron al agua e hicieron esfuerzos para llegar a nado a tierra firme, algunos se aferraron a boyas, neveras, tablas y todo equipo que los mantuviera a flote y a salvo.

Tripulantes de una embarcación que logró evadir los embates del temporal, auxilió a un pescador, quien desesperado trataba, con gritos, rescatar a su padre, el cual se había hundido junto con su navío.

La lancha que rescató al joven pescador interrumpió labores de rescate, ya que empezó a entrarle agua, por lo que se dirigieron al muelle, donde la tripulación dieron parte a las autoridades, saliendo a la búsqueda personal de la Secretaría de Marina.

A las 19:40 horas el equipo de auxilio naval rescató el cuerpo sin vida de José Manuel Pérez Acosta, el cual fue entregado a la Vicefiscalía para la necropsia de ley, y posteriormente a los familiares para su inhumación.

 Asimismo en horas de la mañana de ayer miércoles, a orillas de la playa de la colonia Emiliano Zapata del poblado San Antonio Cárdenas, fue localizado el cuerpo sin vida de Asbel Angulo quintana 37 años, originario de esa localidad; estaba casado y deja en orfandad a una menor de edad.

La Vicefiscalía continúa con las investigaciones para determinar el número de pescadores que perecieron a causa del fenómeno natural, y los que aún permanecen en calidad de desaparecidos.

Redacción
redaccion@multimedioscampeche.com