José Urueta Moha, secretario general del Sindicato de los Tres Poderes, advirtió que los recursos que reciben los sindicatos por parte del Gobierno del Estado son para la base y que si algún dirigente sindical los desvía se le debe aplicar la Ley.

Los recursos públicos que el gobierno destina a los sindicatos del estado han permanecido casi ocultos, al menos para los trabajadores sindicalizados. Tal es caso del Sindicato del Ayuntamiento de Campeche, que dirige Manuel Bonilla; hoy se sabe que del 2013 a la fecha ha recibido 8.5 millones de pesos “para beneficio de la base”, los cuales debió informar en sus asambleas en que se han usado cada seis meses.

Para el dirigente de los Tres Poderes “todo peso debe ser usado correctamente”, pues indicó que lleva al frente del sindicato tres meses pero por experiencia se le informa a la base cada seis meses el uso de los recursos, tanto de las cuotas como de lo que da el gobierno estatal.

“A parte que pasamos la prueba en las asambleas, quien tenga alguna observación se le hará conocer a la base y la base tomará la decisión, independientemente de las sanciones estatutarias”, señaló.

Indicó que es el primer sindicato que se ha acercado a la Comisión Estatal de Transparencia y Acceso a la Información Pública para atender la nueva reforma en materia de rendición de cuentas.

Luis Calderón
redacción@multimedioscampeche.com