Al venir a exceso de velocidad y en estado de ebriedad sobre la avenida Pedro Sainz de Baranda, el conductor de un automóvil chocó contra dos árboles de los cuales uno derribó, tras el percance una persona resultó lesionada.

A bordo del Chevrolet, Sonic, los cinco jóvenes venían a exceso de velocidad el lunes alrededor de las 03:00 horas.

Al tomar una curva el conductor del automóvil perdió el control del vehículo el cual se fue hacía su izquierda subiéndose a la banqueta.

El vehículo chocó contra dos árboles de los cuales uno derribó, mismos que cayó sobre una camioneta Nissan, la cual se encontraba estacionada.

El automóvil quedó sobre el camellón de la avenida, tras el percance uno de los tripulantes del vehículo resultó lesionado con una posible fractura en la pierna izquierda.

También podría interesarte  Choque de borrachos desencadena pleitazo

Los otros cuatro tripulantes del automóvil se dieron a la fuga dejando el vehículo y su compañero abandonado.

Los paramédicos le brindaron los primeros auxilios al herido quien fue llevado a un hospital para su atención médica.

Los elementos de Vialidad solicitaron una grúa para trasladar el automóvil al ser pérdida total el vehículo Sonic que tenía un mes de haberlo sacado de la agencia automotriz.

Jorge Pérez
redaccion@multimedioscampeche.com