Como una muestra más de que en el PRD no se ponen de acuerdo, el fin de semana la bancada del Partido de la Revolución Democrática (PRD) en la Cámara de Diputados, que no tiene representación campechana, recalcó que en la discusión en materia de seguridad, su postura es a favor de un mando policial “coordinado” en el que participen los tres niveles de gobierno, esto, en rechazo al mando único que propone el Ejecutivo Federal.

A nivel local, es el secretario general del PRD, Luis García Hernández, quien ofrece ruedas de prensa para criticar y acusar la falta de voluntad política del Ayuntamiento de Carmen para adherirse al Mando Único.

Sin embargo, a nivel nacional, su mismo partido le da la espalda. El diputado Rafael Hernández, secretario de la Comisión de Gobernación en San Lázaro, agregó que su partido defenderá que en el Sistema Nacional de Seguridad Pública se mantengan expresamente las facultades del municipio en materia de seguridad, por ser el orden de gobierno más cercano y próximo a los ciudadanos.

Hernández Soriano agregó que en los planteamientos del PRD, también se propone crear un Centro Nacional de Capacitación de los cuerpos policíacos, a fin de garantizar su profesionalización y los derechos laborales de los elementos de seguridad.

También podría interesarte  Cruz Roja niega ayuda ¡porque estaba desfilando!

El legislador integrante de la Comisión de Transparencia y Anticorrupción en la Cámara, manifestó que de acuerdo al Sol Azteca, también es necesario crear un Consejo Ciudadano conformado por expertos, que deberán dar seguimiento a la operación de las agrupaciones de seguridad en todos los estados y emitir su opinión sobre el nivel de coordinación necesario.

Asimismo, se plantea la creación de un Fondo de Seguridad Pública que aglutine los recursos públicos destinados a ese rubro, a fin de que estados y municipios tengan acceso al presupuesto de manera equitativa y transparente.

Insistió en que el mando único propuesto por el Ejecutivo Federal resulta anticonstitucional, en cuanto a que implica violaciones a los principios del Federalismo, invasión  a las funciones de los municipios  e imposiciones legales por decreto.

Redacción
redaccion@multimedioscampeche.com