Trabajadores del Sindicato Único al Servicio del Gobierno Municipal se manifestaron en el Ayuntamiento para exigir que se respeten los cambios y cuotas de los 200 trabajadores que decidieron renunciar a la sección sindical que lidera Manuel Bonilla para pasarse al sindicato de Luis Chab Ruiz.

Ante el rompimiento de las relaciones con la administración del Ayuntamiento, Luis Chab y sus agremiados llegaron hasta la Secretaría General para presentar sus inconformidades, donde indicaron que hay personas que se han movido sin consultar al sindicato , “solo nos responden que como son la autoridad pueden hacer y deshacer”.

Lo anterior entre gritos de protesta y en rechazo a los privilegios que recibe la acéfala sección sindical de los Tres Poderes, debido a que la Junta Local de Conciliación y Arbitraje no le ha entregado la toma de nota a Manuel Bonilla.

“Nos hemos conducido por el diálogo, la vía del respeto, pero ese camino ya se cerró. Tengo que buscar con el apoyo de la gente, la presión para que vean que los trabajadores se cansan, negocian con Bonilla cuando no tiene representación legal, los chantajea a la medida de su gusto, ya estamos hartos que la autoridad piense que nosotros somos un flan”, acusó Chab Ruiz.

Una comisión de sindicalizados ingresó para entablar diálogo con autoridades municipales. Luis Chab advirtió que no se moverían del palacio municipal hasta no ver resueltas sus peticiones.

El Sindicato Único de Trabajadores al Servicio de Gobierno Municipal cuenta con 670 agremiados, pero requiere de al menos 600 trabajadores más para arrebatarle poder al sindicato de Manuel Bonilla, y con ello la desaparición de dicha sección sindical.

Luis Calderón
redaccion@multimedioscampeche.com