A pesar del resultado en las elecciones del pasado domingo, los diputados federales campechanos coincidieron en que la dirigencia nacional del partido necesita urgentemente una restructuración, y trabajo con la ciudadanía para que en el proceso electoral del 2018 resulte favorable para el partido.

Sin embargo, en los cambios que señalan los campechanos no se contempla la posibilidad de que Manlio Fabio Beltrones deje la presidencia nacional del partido.

En este tenor, el diputado federal Miguel Ángel Sulub Caamal declaró que tras la derrota del tricolor en las elecciones pasadas lo que sigue es “aprender de esa experiencia y trabajar en ser mejores y lograr buenos resultados”.

Aclaró que no solo fue una lección para el tricolor, sino para todos los partidos, ya que al final nadie ganó más que los ciudadanos, y en el caso específico del PRI, destacó que se tienen que establecer puentes y un nuevo contacto con la gente.

Por su parte, la diputada Adriana Ortiz Lanz señaló que lo importante en las elecciones del domingo no fue quién ganó o quién perdió, sino la participación de los ciudadanos ya que se temía que muchos no participaran en la jornada electoral.

También podría interesarte  Premia PRI ganadores de concurso de debate

No obstante, destacó que los ciudadanos son cada vez mejor preparados y con más exigencias por lo que se tienen que cubrir esas necesidades para lograr la confianza en las urnas y el PRI con estos resultados se dio cuenta y se tiene que trabajar en ello, pero esta lección fue para todos los partidos.

Manifestó que los funcionarios que se tenían en estos estados no llenaron las expectativas ciudadanas y los gobiernos de todos los partidos políticos tendrán que prepararse para cubrir esas expectativas.

En cuanto a la pregunta expresa de si era necesario cambiar de líder nacional de su partido, ambos representantes campechanos respondieron que esta lección era para todos los partidos y el PRI tiene que trabajar.

Roxana Vázquez Campos
redacción@multimedioscampeche.com
Foto:Archivo