La Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa), en coordinación con Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena), aseguró 38.9  metros cúbicos de madera de las especies Granadillo y Ciricote, encontradas abandonadas en terrenos del ejido Altamira de Zinaparo, Municipio de Escárcega, en el sur del estado.

Durante un operativo de inspección forestal en el tramo carretero Zinaparo-El Joval, se localizó un predio con maderas de la especie Granadillo y Ciricote, sin que nadie acreditase la propiedad del producto forestal maderable apilado en ese lugar.

 En el operativo se aseguraron 58 trozas de madera Granadillo con volumen de 21.5 metros cúbicos en rollo, cinco trozas de madera Ciricote, con un volumen de 2.3 metros cúbicos en rollo, además de 72 lajas de madera de la especie Granadillo, para un volumen de 15 metros cúbicos aserrados.

También podría interesarte  Adeudan 5 alcaldías 12 mdp a la Conagua

Al no encontrar quien acreditara la legalidad del corte de madera, el personal de Profepa y la Sedena acudieron a las autoridades ejidales de Altamira de Zinaparo, quienes informaron que los terrenos son de uso común, por lo que se ignora quién pudo cortar la madera.

En los alrededores se observaron rodadas de vehículos y vestigios de corte de madera con motosierra,  por lo que se procedió, como medida de seguridad, al aseguramiento del producto forestal maderable.

Redacción
redacción@multimedioscampeche.com
Foto:Archivo/Ilustrativa