Pese a que Campeche y Tabasco reportan severas pérdidas de empleos por la crisis del petróleo y la situación financiera de Pemex, datos del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) muestran que la mayoría de los patrones han resistido la coyuntura y no han bajado la cortina de sus empresas.

De acuerdo a un amplio reportaje de El Financiero, en el estado de Campeche los registros patronales disminuyeron menos de uno por ciento en mayo a tasa anual, lo que significó la cancelación de sólo diez registros patronales, para ubicarse en seis mil 167 empresas a mayo de 2016.

“Campeche tuvo un decremento del empleo de 13.5 por ciento anual en mayo, que implicó la pérdida de 19 mil 738 puestos”, reveló el diario especialista en economía, finanzas y sector empresarial.

Asimismo, resalta que en Campeche para mayo de 2015 había 21 registros patronales con más de mil trabajadores asegurados, pero a mayo de 2016 quedaron 12 registros de ese tamaño y en Tabasco había 13 registros patronales con más de mil asegurados y en mayo de este año la cifra se mantuvo sin cambios.

También podría interesarte  Periférico, la obra más importante del 2015

María Fonseca, directora del Centro de Investigación en Economía y Negocios (Cien) del Tecnológico de Monterrey, campus Estado de México señaló que los patrones no se dan de baja porque, aunque han recortado sus plantillas, esperan resultados de la reforma energética y la llegada de empresas a la región, lo que reactivaría la actividad económica.

“Se están sosteniendo por un tiempo más hasta que el precio del petróleo se pueda si no estacionar, que no esté tan  castigado y a que el gobierno dé los pasos en cuanto a apoyos o incentivos  fiscales o incluso territoriales; están en una espera momentánea”, explicó la especialista a El Financiero.

Redacción
redacción@multimedioscamepche.com
Foto:Archivo