Dinero en efectivo, cuyo monto no fue dado a conocer, fue robado del restaurante La Barbacha, ubicado en el barrio de Santa Ana, en un el hecho que fue denunciado a la Fiscalía General del Estado para dar con los presuntos responsables.

Se presume que el robo ocurrió el miércoles en la madrugada, los ladrones solo se llevaron dinero en efectivo cuyo monto no fue dado a conocer y posteriormente se dieron a la fuga para evitar ser descubiertos.

El miércoles por la mañana, el personal llegó al restaurante ubicado en la calle Paraguay, manzana A, lote uno, del fraccionamiento La Noria, y al entrar se dieron cuenta del robo del efectivo que estaba dentro de la caja registradora.

El robo fue denunciado a los elementos de la Policía Estatal Preventiva y de ahí al personal de la Fiscalía para realizar la inspección ocular correspondiente y se espera que en breve el hecho sea denunciado al Ministerio Público.

ATRACAN LUNA CARAMELO

Después de romper el protector y forzar una ventana, por segunda ocasión un ladrón se llevó seis mil pesos en efectivo del restaurante Luna Caramelo, el cual está ubicado en el barrio de San Román; se presume que el robo pudo haberlo cometido un ex empleado.

La propietaria del lugar manifestó que el ladrón brincó la barda de la parte trasera del local ubicado en la calle Bravo por 10, frente a la iglesia de San Román.

También podría interesarte  Mañana, convocatoria del PRI para gobernador

De ahí rompió el protector para forzar la ventana, una vez dentro del restaurant, el ladrón se fue a la caja registradora, la cual abrió para sacar los seis mil pesos.

El caco tenía el rostro cubierto y guantes en las manos, una vez con el botín el ladrón se dio a la fuga.

Fue hasta las 07:00 horas del jueves que los empleados llegaron a trabajar como de costumbre y se dieron cuenta del robo al ir hacia la caja registradora y ver forzada la ventana de la parte posterior.

De acuerdo con la propietaria del restaurante, es la segunda ocasión que le robaron de la misma forma que la primera.

Se presume que es un ex empleado que cometió el robo la primera vez y quien fue asegurado por la autoridad.

La primera ocasión, el ladrón dejó todo regado, entró con el rostro descubierto y por ello fue descubierto.

Después del robo del jueves, se dio parte a los elementos de la Policía Estatal Preventiva, quienes acordonaron el lugar a la espera de la inspección ocular por parte del personal de la Fiscalía General del Estado.

Jorge Pérez
redacción@multimedioscampeche.com