Rentar plataformas petroleras marinas es un negocio destinado al naufragio. De acuerdo con el diario Reforma, debido a la depreciación del precio del crudo, los ingresos de Pemex -como los de todas las petroleras en el mundo- mermaron y por ello se recortó el gasto que destina a exploración y producción, entre ellos, la renta de equipos de perforación.

Luis Miguel Labardini, analista de Marcos y Asociados, señaló a Reforma que como parte de esta reducción de costos, de las 60 plataformas que tenía contratadas Pemex antes de la caída de los precios del petróleo, sólo 22 quedarán con un contrato asignado.

Con esto se perderán entre 2 mil 280 y 3 mil 40 empleos especializados, preparados y bien pagados. Esto porque en cada plataforma que deje de tener un contrato de renta fijo o por arrancar en el corto plazo, dejan de trabajar entre 60 y 80 personas, consingó Reforma.

Labardini explicó que esta mano de obra no es residente sólo de Ciudad del Carmen, sino que tienen a sus familias en Veracruz, Campeche, Tabasco y hasta Tamaulipas.

De acuerdo con las compañías que vieron sus contratos suspenderse o terminarse, Pemex les dio dos opciones: renegociar las tarifas a la baja o terminar los contratos. En la mayor parte de los casos, ocurrió lo segundo. Paragon, por ejemplo, desapareció del país en sólo un año.

Esta empresa llegó a tener hasta 11 plataformas trabajando en aguas someras del País por las cuales recibía entre 69 mil y 112 mil dólares diarios en 2015.

En su informe anual de 2015, el director ejecutivo, Randall Stilley, señaló que Pemex canceló los contratos hasta quedarse sólo con una plataforma a inicios de 2016, la cual se liquidó en marzo.

Los contratos cancelados incluían cláusulas de terminación anticipada sin compensación donde Pemex podía anunciar hasta con 30 días el final del contrato.

Hasta 2015, cuando las plataformas estaban contratadas, los ingresos por rentas a Pemex representaron 9 por ciento de los ingresos totales de Paragon.

De esta manera, publicó Reforma, pasó de tener utilidades de 61 millones 158 mil dólares en el primer trimestre de 2015 a una pérdida de 5 millones 210 mil dólares en el mismo periodo de 2016, según su último reporte financiero.

También podría interesarte  Rompe Secult relación con empresas de Campeche

Diamond Offshore, cuya subsidiaria es matriz de Mexdrill, enfrenta la misma situación, pues el 28 de abril de este año recibió una notificación de Pemex para terminar el contrato con la plataforma Ocean Scepter.

“Al 2 de mayo de 2016, 15 de nuestras plataformas están detenidas, incluyendo 4 plataformas que están en proceso de venta”, explicó la empresa en su informe financiero enviado a la Securities and Exchange Comission de Estados Unidos.

Los ingresos de la empresa cayeron en el primer trimestre de 2016, 24 por ciento en comparación con el mismo periodo de 2015 al pasar de 620 millones de dólares a 470.5 millones.

Del monto obtenido en este año, casi 20 millones de dólares provinieron de contratos en México. Compañía Perforadora Latina, tiene únicamente dos plataformas que sirven para perforar pozos petroleros y un equipo más conocido como Modular.

Las dos primeras, llamadas Santa María y Covadonga, arrancaron operaciones en 2014 y dejaron de tener trabajo el 8 de marzo y el 29 de abril de 2016, respectivamente.

A su vez, esta empresa acumuló adeudos de Pemex por lo que accedió a líneas de factoraje con el banco HSBC, según el documento.

Otras empresas no han terminado todos sus contratos, pero también están en proceso de renegociación con Pemex.

Tal es el caso de Oro Negro que dirige Gonzalo Gil White. Esta compañía tiene contratadas las plataformas Primus, Laurus, Fortius y Decus, por las cuales que una renta diaria de 130 mil dólares.

Redacción
redaccion@multimedioscampeche.com