Sonia Jacqueline Cuevas presentó una nueva denuncia en contra del diario gratuito La Opinión, con lo que se confirma el acoso legal y judicial de la exalcaldesa de Calkiní, exlideresa de la Confederación Nacional Campesina (CNC) y actual senadora suplente del PRI en contra de la empresa Multimedios Campeche S.A. de C.V. y sus directivos y periodistas.

El pasado 22 de junio, apenas unos días después de que La Opinión exhibiera públicamente que la propia Sonia Cuevas y el juez Luis Enrique Lanz Gutiérrez de Velazco intentaban callar a La Opinión mediante una demanda sin sustento y una sentencia injusta, excesiva y contraria a derecho, el Poder Judicial de la Federación dio cuenta de una demanda de amparo promovida por Cuevas Kantún en contra del agente del Ministerio Público de la Federación de la Quinta Mesa, adscrito a la delegación Campeche de la Procuraduría General de la República (PGR).

Sonia Cuevas solicitó el amparo y la protección de la justicia “contra actos de la autoridad”.

A través de su abogado, Ramón Jesús Gutiérrez González, Sonia Jaqueline Cuevas señaló en su demanda de amparo, como tercero implicado, al Lic. Alejandro Castillo Illescas, director general de la empresa Multimedios Campeche S.A de C.V., que edita el diario gratuito La Opinión. Y como autoridad responsable al agente del Ministerio Público  de la Federación de la Quinta Mesa, adscrito a la delegación Campeche de la PGR.

Sonia Cuevas reclama y pide el amparo ante el Juez Segundo de Distrito por la supuesta abstención del agente del Ministerio Público de la Federación de la Quinta Mesa, pues desde diciembre del 2015 presentó una denuncia en contra de quien resulte responsable por la comisión de probables actos de uso de recursos de procedencia ilícita, con el fin de que proceda a la respectiva investigación de los mismos, alegando que el diario La Opinión, editado por Multimedios Campeche S.A de C.V., representada por el Lic. Alejandro Castillo Illescas, publicó que: “Un millón de ejemplares en tan sólo 50 días, La Opinión, la Verdad no tiene precio, líder en cuanto a todos
hablan de ti”.

Para Sonia Cuevas, la abstención del Ministerio Público de la Federación a investigar su denuncia, después de seis meses, viola sus garantías tuteladas en los artículos 14, 16 y 17 de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos.

Su nueva ofensiva, totalmente sospechosa siendo lideresa campesina, ex alcaldesa y hoy senadora suplente, evidencia un conocimiento de la producción de un periódico, quizá siendo usada y/o asesorada por los mismos conocedores del proceso de producción de un diario.

También podría interesarte  Fortalece Aysa tareas contra la inseguridad

En su denuncia, que se da por la publicidad en las páginas de La Opinión respecto al número de ejemplares en circulación, pide al Ministerio Público investigar los costos con que se edita, imprime y distribuye La Opinión, tomando en consideración temas que van desde el costo de la tinta y el papel, hasta el del “hilo, trapo o estopa” con que se limpian las máquinas, pasando por pagos diversos como luz, teléfono, gasolina, impuestos, nómina y prestaciones al personal, sin olvidar, por supuesto, las respectivas “cuotas al
Seguro Social”.

Sonia Cuevas, después de enumerar lo que ella quiere que el Ministerio Público de la Federación investigue, dice: “Salta a la vista un sospechoso derroche multimillonario de dinero, si tomamos en cuenta que a partir del veinticinco de noviembre de dos mil trece, a la fecha, se han distribuido MÁS DE DIECIOCHO MILLONES DE EJEMPLARES”.

Según la demandante, el agente del Ministerio Público de la Federación de la Quinta Mesa violó sus garantías individuales al no dar curso a la investigación de la denuncia presentada contra quien o quienes resulten responsables de la comisión del delito de uso de recursos de procedencia ilícita, con motivo de las publicaciones del diario La Opinión.

Cuevas Kantún dijo al Juez Segundo de Distrito que presentó “elementos de prueba” para su denuncia, con publicaciones del 22 de abril y del 25 de mayo de este año.

La nueva denuncia de Sonia Jaqueline Cuevas, presentada apenas el pasado 20 de junio, es la mejor prueba de que su único objetivo es callar a La Opinión y no el exigir la reparación de un supuesto “daño moral” que, en una primera demanda, presentó contra ese periódico por haber publicado que su sobrino, Edward Alejandro Cuevas Santini, mató a su novia.

Las dos demandas, una por “daño moral” y otra por “uso de recursos de procedencia ilícita”, sólo demuestran una cosa: Sonia Jaqueline Cuevas no se ha sentido ofendida ni dañada por ninguna publicación hecha por La Opinión, sino que solamente la está sometiendo a un acoso legal y judicial con la única finalidad de afectarlo y que La Opinión deje de circular.

Redacción
redacción@multimedioscampeche.com
Foto:Archivo