La devoción que ha permeado por años entre los feligreses campechanos volvió a hacerse presente ayer cuando fue bajada la imagen del Cristo Negro Señor de San Román.

Y entre las muestras de amor no falta la principal petición al santo patrono de los campechanos: por la salud de la familia, pues lo consideran muy milagroso.

Como cada año, ayer cientos de personas devotas al Señor de San Román llegaron al reciento procedentes de toda la geografía estatal y todas partes de la ciudad para ver la tradicional bajada del Patrono de los campechanos.

Fue la ocasión para que EL EXPRESO hablara con algunos de los feligreses que llegaron desde muy temprano para saludar al Cristo Negro.

Una de ellas fue la señora Margarita Brito, de la colonia Esperanza de esta ciudad. Dijo que su fe al señor de San Román siempre ha sido de mucho fervor y amor, ya que desde la edad de 12 años viene a ver la bajada del Cristo Negro. Ahora tiene 66 años edad. “Mi fe es muy grande a él; siempre le he pedido por la salud mis hijos que los proteja por donde vayan”, comentó visiblemente emocionada.

La señora Ana María, de la colonia San Rafael, recordó que desde hace 66 años llega a la bajada del Cristo Negro Señor de San Román a pedir protección a su familia. “Llueva o truene todos los años vengo porque mi fe es muy grande al Cristo Negro. La promesa es que me conceda poder seguir viniendo a verlo todos los años a visitarlo”.

También podría interesarte  Preocupa contaminación en bahía de Campeche

La señora Patricia Gutiérrez, de la colonia Altavista, dijo que es una tradición que desde niña tiene, desde hace 49 años, en la que le piden al Cristo Negro salud para su familia y seres queridos. Además, el Señor de San Román es el patrón de los campechanos, dice con emoción y sentimiento.

La señora Lidia Granados, de la ciudad de Mérida, llegó a visitar al Señor de San Román, pues empezó a hacerlo desde hace cuatro años debido a que su tía era una gran devota a la imagen del Cristo Negro. “Sí, creo en él”, dijo con firme convicción, ya que por medio de oraciones le pide salud, trabajo para sus hijos y nietos, y además que le dé fortaleza para seguir trabajando.

Wilmer Delgado Rojas
redacción@multimedioscampeche.com