Tras la polémica sobre el auto que conduce el docente de la Facultad de Ciencias Sociales de la Universidad Autónoma de Campeche (UAC), Jorge Gasca Santos, el secretario general del Sindicato Único de Personal Académico de la Universidad Autónoma de Campeche (Supauac), Joaquín Berzunza Valladares destacó que el precio del auto es escandaloso por las carencias que vive el estado y reiteró que ni el maestro con el sueldo más alto podría adquirirlo

 “No debe de ser, creo que la sociedad ya está cansada de este tipo de situaciones que si un ex gobernador le pudo haber dado un regalo así. No está bien. Vemos que hace falta mayor cobertura para darle más oportunidades de que ingresen. Siempre hay una situación ahí en el tema de recursos. Sería lamentable que esto se dé. No está bien”, externó.

“Creo que un maestro del nivel más alto, no creo que tenga la capacidad para comprar un vehículo de ese tipo y cantidad. Al menos aquí, no creo que haya un maestro que tenga la capacidad de comprar un vehículo de un millón 800 mil pesos, y si lo hacen tendrán que carecer de otras cosas que no creo que quieran nadie exponer otras situaciones de la familia, uno tiene que estar preparado siempre por contingencias de salud, los propios hijos en la escuela demandan gastos siempre, es muy complicado comprar un vehículo de esa magnitud”, enfatizó.

Por otra parte, explicó que Jorge Gasca Santos se reincorporó hace aproximadamente un mes como docente de la Universidad, luego de su salida de la Cotaipec. En este sentido, detalló que ya es un maestro con antigüedad pero que ha solicitado permisos sin goce de sueldo por encargos en encomiendas estatales.

También podría interesarte  Otra vez cae Campeche en monitoreo del empleo

“Ya es un docente antiguo pero ha sido por periodos por algunas encomiendas que ha realizado de manera externa. Una vez terminado sus compromisos, se vuelve a reintegrar. Lleva más de 10 años impartiendo clases. El pidió permiso para ir a trabajar en la Cotaipec y lo mismo cuando estuvo en el IEEC”, comentó.

“Son permisos sin goce de sueldo pero que permiten reingresar de nueva cuenta a la docencia, con las mismas características que tenía al salir. Tiene como un mes que regresó y solicitó su alta sindical, es un derecho que tiene el trabajador. Siempre ha estado sindicalizado”, refirió.

Por último, sobre su actitud déspota y grosera con los jóvenes, mencionó que todos merecen tratarse con respeto, sobre todo a los alumnos pues el objetivo fundamental de la Universidad formar a los jóvenes y lo tienen que hacer con el ejemplo.

“Si está incurriendo en esas faltas, los alumnos pueden platicarlo con su director en primera instancia para saber qué está pasando, para que puedan tomar cartas en el asunto. Igual está la Federación de Estudiantes. No debe de ser, debemos de mantener una conducta ejemplar para los jóvenes”, sentenció.

Gilberto Ávila
redaccion@multimedioscampeche.com