A tan sólo cuatro meses de haber asumido el cargo como el delegado del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH), Antonio Benavides Castillo podría dejar las riendas de la institución, según trascendió en la Casa Teniente de Rey.

El arqueólogo e investigador  no sólo ha sido centro de comentarios  desde su llegada por su falta de tacto para tratar a los trabajadores, sino que, dicen, ha tocado intereses que ahora presionan para su salida.

Ayer se supo que Benavides Castillo podría dejar, en las próximas semanas, la dirección del instituto, aunque no existe información oficial al respecto.

Según se supo, las autoridades solo están a la espera de confirmar el nombre de quien será el nuevo director o directora para darlo a conocer.

También podría interesarte  Me voy cuando me lo pidan, dice Benavides

Aunque se rumoran diversas causas, algunas aseguran que Benavides, más académico que administrador, no se siente cómodo por no poder avanzar en sus proyectos de investigación dentro y fuera del país.

Algunos aseguran que existe una verdadera guerra con el sindicato del INAH por los diversos movimientos que ejecutó a su llegada, como los cambios e los arqueólogos Ramón Carrasco y Florentino García.

Fuentes de mayor credibilidad al interior del INAH Campeche aseguran que la salida de Benavides sería inminente, aunque no tiene un plazo fijo. De hecho se supo que el cargo ya se ha ofrecido a algunos investigadores e incluso exdirectores de la institución, pero “al tratarse de una plaza difícil” no cualquier “político puede entrarle”, señalaron.

Roxana Vázquez Campos
redaccion@multimedioscampeche.com