Pese a que semanas atrás la delegación de la Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco) en Campeche advirtió con sancionar a los microempresarios si subían el precio de la tortilla, esta el delegado cedió a una posible alza el 15 de octubre.

Fue el 13 de septiembre cuando el delegado de la Profeco, Rafael Montero Romero, comentó que quien incremente el precio de la tortilla será acreedor a una sanción que va desde los 400 pesos hasta los dos millones de pesos, y que en caso de que se llegara a dar el aumento a los insumos, tampoco habría un alza.

Ayer, Montero reviró lo anterior al decir que el convenio que firmaron en mayo pasado con los industriales de la tortilla en el estado fue para que no haya incremento ni en la masa ni en la tortilla hasta en tanto la subida de los insumos elementales para la producción de la misma no tuvieran algún cambio sustancial que les impidiera conservar el precio que tienen al día de hoy.

“Nosotros, desde mayo, firmamos un acuerdo con ellos para que no se incrementara nada de esto ante el gobernador del estado, Alejandro Moreno Cárdenas, y ante el Procurador Federal del Consumidor, Ernesto Nemer Álvarez, con la intención de que no se incremente nada a menos que ellos se vean afectados, no vamos a afectar a nadie porque si no afectaremos a la gente que trabaja con ellos y para ellos y de eso viven”, especificó.

También podría interesarte  Saquean capilla por tercera vez en un año

Además, mencionó que están esperando, tanto los industriales de la masa y la tortilla, Profeco y la Secretaría de Economía, que no se mueva el precio de la harina de maíz pues si hay un incremento, automáticamente el precio de la tortilla aumentaría.

“Si llegara aumentarse el insumo sí habrá alza. En este caso, lo único que nos queda pendiente por saber si se mueve o no es la harina de maíz”, reiteró.

Por último, dijo que están viendo productores en el estado de Campeche que se están dedicando a producir la harina de maíz lo cual, según él, favorecería a que no haya un aumento en el costo de la tortilla ya que habría una competencia y tendrían más ventaja y mejor calidad.

“Estamos eso es lo fundamental para ellos. Esa característica de que tengamos maíz nuestro, procesado como harina, nos serviría para poder mantener ese precio de la tortilla que es el elemento básico de toda la población”, culminó.

Gilberto Ávila
redaccion@multimedioscampeche.com