Con la celebración de una misa al aire libre en la Iglesia de San Francisco inició el año jubilar por los 500 años de la primera misa que se realizó en Campeche el 22 de marzo de 1517.

A pesar que la lluvia cayó en horas de la tarde, no impidió que el fervor, la fe y el júbilo de los feligreses quienes hicieron una procesión con las imágenes san francisqueñas como San Francisco de Asís; la imagen de San Felipe de Jesús, de la parroquia del mismo nombre, proveniente del decanato de Champotón; San Luis Obispo de Tolosa, de la parroquia del mismo nombre, del municipio de Calkiní; San Diego de Alcalá, de la parroquia del mismo nombre del poblado de Nunkiní, municipio de Calkiní; y San Antonio de Padua, de la parroquia del mismo nombre y del ejido de Samulá.

La marcha salió de Catedral con cantos, globos, reventando voladores, avanzaron sobre la calle 8, tomando la avenida Miguel Alemán hasta llegar a la Iglesia de San Francisco. Durante todo el trayecto estuvieron custodiados por elementos de la PEP y personal de Protección Civil, quienes por momento detuvieron el tráfico para el paso de la feligresía.

También podría interesarte  Buscan recursos para remodelar el mercado

En el lugar, ya cientos de personas esperaban la llegada de las imágenes para iniciar la misa solemne que da comienzo el Año Jubilar por los 500 años de la primera misa que se ofició en Campeche, cumpliéndose esto el próximo año.

Minutos antes de las 8:00 de la noche, llegaron párrocos de las distintas iglesias de la Diócesis de Campeche, quienes acompañaron al Obispo José Francisco González González para dar comienzo a la eucaristía, mencionando que San Francisco de Asís es un santo que es muy apreciado incluso fuera de la Iglesia Católica pues entendió que Cristo nos invita a orar todos juntos por la paz.

“Ojalá que en esté año jubilar nos ayude a redescubrir a Cristo en nosotros y que Dios nos ayude a rescatar el amor”, afirmó.

Gilberto Ávila
redaccion@multimedioscampeche.com