Las fuertes lluvias que cayeron la noche del domingo ocasionaron que una vivienda sufriera pérdidas superiores a los 100 mil pesos. Sin embargo, el dueño del predio ubicado sobre la calle Colonial, manzana 3, lote 8, de Ampliación Concordia, acusó que empresas constructoras fueron las responsables por obstruir la caída de agua natural.

El señor Jorge Román Silveira Alonso, dueño del predio calificó como un desastre lo suscitado el domingo, afirmando que las constructoras no cuentan con permiso ni con el Manifiesto de Impacto Ambiental (MIA) para llevar a cabo las construcciones.

“Lo que pasó fue un desastre. A petición de las empresas que hacen su construcción sin el permiso ni el impacto ambiental que colapsó mi barda. Ellos nos fueron encajonando, el problema viene desde hace años”, arremetió.

Entre los objetos de valor que fueron declaradas como pérdida total se puede contar muebles, refrigeradores, ventanales, televisores, entre otras cosas.

“Mi cocina quedó completamente destrozada, el agua llegó casi a un metro, no podíamos salir, estábamos incomunicados, nos refugiamos en el segundo piso de la casa. La barda, la sala, el baño y mi cuarto quedaron destruidos”, sentenció.

Gilberto Ávila
redaccion@multimedioscampeche.com