Después de arrollar a un niño de cuatro años que se le atravesó cuando estaba jugando en la unidad habitacional Presidentes de México, un motociclista que viajaba en estado de ebriedad se dio a la fuga.

El sábado a las 23:40 horas, el motociclista transitaba sobre la calle Juan N. Méndez cuando se le atravesó el niño quien estaba jugando con otros compañeros mayores que él, mientras que su mamá estaba platicando con otras vecinas.

El niño fue arrollado y después de provocar el accidente al no ver a ningún adulto, el motociclista aprovechó para darse a la fuga.

Al resultar lesionado el niño, se pidió el apoyo de los paramédicos de la Cruz Roja quienes llegaron a los pocos minutos.

También podría interesarte  No mide su distancia y provoca carambola

Después de recibir los primeros auxilios el niño fue llevado a un hospital de la ciudad para su atención médica al resultar con golpes en varias partes del cuerpo.

Jorge Pérez
redaccion@multimedioscampeche.com