Jorge N. tiene 23 años de edad. Es un profesionista universitario. Se gana la vida dando clases de ciencias sociales en varios colegios privados de la ciudad, en los niveles desde secundaria hasta licenciatura. En un muchacho ‘bien’.

Pero por debajo de esa faceta de profesionista, de seriedad, de responsabilidad y de madurez que le implican estar en la docencia, joven al fin y al cabo, también le gusta la fiesta, el ambiente, el show y ¿a quién no?

Aficionado a departir con los amigos, beber algunas copas la mayoría de las veces y hasta perder la noción de la realidad de vez en cuando, Jorge N. nos relata parte de sus ‘aventuras’ con el alcohol, con el tabaco y sí, también con alguna droga cuando la ocasión “se presta”.

Suele frecuentar diversos bares en el Malecón de la ciudad y ‘huir’ a la Riviera Maya o, de a perdido, a Mérida cuando tiene oportunidad, pero afirma que lo mejor es asistir a las ‘rave party’ que se organizan en algunos sitios de la ciudad (sí, sí hay aquí las populares ‘raves’, esas fiestas con música electrónica, alcohol, drogas y jóvenes de ambos sexos y todas las edades).

Con el compromiso de mantener su identidad en el anonimato, Jorge N. accedió a hablarnos sobre su experiencia con los llamados ‘cocteles energizantes’ y a darnos su opinión respecto a la prohibición decretada por la Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (Cofepris) y a los operativos para evitar su venta en los antros y bares de la ciudad por parte de la Profeco y la CoprisCam.

En la entrevista, realizada en la redacción de EL EXPRESO, el joven profesor señaló que de todos los cocteles que mezclan el alcohol con las bebidas energizantes, el más popular es el llamado ‘Perla Negra’, que se prepara con el licor de hierbas de origen alemán Jagermeister, agua mineral y energizantes como el Boost, Red Bull y otros.

Para él, beber ese coctel es muy diferente a tomar cerveza, vodka, whisky, tequila o cualquiero otra bebida alcohólica, en primera porque se trata de un licor suave, preparado a base de hierbas, lo que a su vez le da un toque dulce y eso provoca “un sabor y una sensación muy distinta a las demás bebidas”.

Pero, pese a ello, tomarse un ‘Perla Negra’, en cuanto a sus efectos,  no es distinto a beber cualquier tipo licor, aunque por su suavidad, su sabor y su frescura da pie a que su consumo se prolongue sin que el que lo consume se dé cuenta. Ello, aunado a que las bebidas energizantes, además de darle un toque especial en el sabor, infiere en que la sensación de ebridad que produce cualquier bebida alcohólica, se disperse y uno “aguante más”.

“No es una droga que te pueda cambiar tu visión del contexto, sin embargo el sabor es único y la frescura, es como si tomaras una cerveza bien fría cuando tienes calor, una ‘Perla Negra’ bien preparada, con las dosis exacta de energizante, agua mineral y licor de yerbas, y aparte en el momento adecuado, llega a ser una bebida muy placentera”, dijo Jorge N.

-¿CÓMO FUE QUE TE INICIASTE EN ESTA BEBIDA?

-El ‘Perla Negra’ era muy popular que no se vendían en los establecimientos de Campeche, pues yo bebía desde mucho antes que lo vendiera aquí. Fue desde hace cinco años cuando se volvió muy popular, ya que en algunos locales no había el licor de hierbas así que era imposible preparar un Perla Negra y venderla.

-Es hace cinco años cuando empieza agarrar más popularidad principalmente entre los chavos, principalmente en las mujeres porque es una bebida para ellas, pero igual a los hombres les gustó mucho. Yo lo probé por primera vez en una fiesta privada.

-¿CUÁNTAS ‘PERLAS NEGRAS’ TE TOMAS EN UNA NOCHE?

-Generalmente en una fiesta se toma una botella de licor por cada tres personas y de perla negra me llego a tomar entre 7 y 8 en una sola noche, lo cual reconozco que es una bomba para el corazón, pero la gente lo sabe, pero es algo que ya en ambiente no se pone uno a pensar.

-En una solo noche las personas se llegan a tomar hasta 15 cocteles, pero es mucho, pero cuando estás en ambientado no estás consciente, es como cualquier bebida alcohólica normal, ya es complicado detenerte cuanto estas picado tomando, pasa con la cerveza, whisky, lo mismo pasa con el ‘Jager’.

También podría interesarte  Disputan bandas venta de enervantes

-¿QUÉ SIENTES AL DÍA SIGUIENTE?

-Si tomo este licor no tengo cruda. Es la ventaja: no se siente la resaca como cuando tomas cerveza. Y ese es un punto importante por lo cual lo toman mucho los jóvenes, porque no se tiene el malestar y sirve para bajar la peda.

-¿TE CONSIDERAS ADICTO AL PERLA NEGRA?

-Yo no soy adicto porque estoy consciente de los daños que genera al organismo y no conozco a nadie que sea adicto a la ‘Perla Negra’.

-Uno está consciente desde que la prueba la primera vez que es malo para el organismo una bebida combinando alcohol con energizante. Creo que precisamente uno se puede volver adicto sabiendo que es algo dañino para tu organismo, sobre todo que eres consciente.

-Es una bebida cara cuando lo consumes en los establecimientos, pero si uno compra los ingredientes es más barato, no necesariamente tienes que tener muchos recursos económicos para que puedas acceder a este tipo de bebidas.

Para Jorge N. prohibir la venta del ‘Perla Negra’ y ese tipo de cocteles en los bares, restaurantes o antros de la ciudad, no tendrá relevancia en cuanto a sus objetivos porque “los chavos la van a seguir consumiendo”.

“El hecho de hayan impulsado una medida para prohibir su venta en los establecimientos es importante, pero no creo que sea una medida que venga a resolver la situación porque de alguna manera la bebida con alcohol combinada con energizante se va seguir bebiendo, no públicamente, pero de manera privada, es decir en las fiestas privadas”, afirmó, enfático.

-¿POR QUÉ CREES QUE SU USO SERÁ MÁS AMPLIO?

-Porque eso es lo que pasa con los jóvenes cuando algo se les prohibe. A ellos es mejor educarlos, enseñarlos, no imponerles las cosas.

-No se va seguir vendiendo el ‘Perla Negra’ en los establecimiento porque está prohibido, pero se continuará bebiendo porque los insumos con los que se prepara no se prohibieron, que son licor de yerbas Jagermeister y las bebidas energizantes. Cualquiera lo puede ir a comprar y preparar a su gusto y hasta con el riesgo de que no sepan las medidas exactas y tiendan a propasarse, lo cual sería más peligroso.

Lejos de lograr el objetivo de que los jóvenes no corran riesgos en su salud o en su organismo, el joven campechano considera que la medida incita más a su consumo.

“No hay cómo evitar que en una fiesta privada o en bar te venda la botella del licor de yerbas que uno mismo lo puede preparar, la diferencia es que no te lo van seguir vendiendo combinado ni al mismo costo, porque uno puede comprar su botella, agua mineral, bebidas energizantes, lo combinas obteniendo una ‘Perla Negra’.

Según el entrevistado, los ‘chavos’ se arriesgan más porque hasta ahora en Campeche no se ha visto un solo caso de una persona afectada por el consumo de los cocteles energizantes y se considera que más bien viene siendo como una leyenda urbana.

“Por fortuna a nadie he visto ni he sabido que otros hayan visto de alguien con un problema cardíaco o de salud por beber el ‘Perla Negra’ y conste que cuando uno está enfiestado ni cuenta se da de cuánto bebe. A lo mucho te pega el bajón, que es cuando ves a todos durmiendo”.

Jorge N. reconoce que la posibilidad de una arritmia cardíaca o incluso de un infarto siempre está latente. Al menos en la mentalidad de todos los presentes, pues cuando alguien llega con su botella o preparan sus jarras de ‘Perla Negra’ siempre surgen las bromas y comentarios nerviosos de que a alguien le va a dar el ‘pasón’.

“Yo no sé qué tan grave es para el organismo, sé que es grave porque estás consumiendo alcohol, pero es como tomar cualquier licor”, concluyó Jorge N.

Wilmer Delgado Rojas
wdelgado@multimedioscampeche.com