Nuevamente, la Federación Estudiantil de Sociedades de Alumnos de la Universidad Autónoma de Campeche (Fesauac), que dirige Jaime Boeta Faro, vuelve a ser botín político de intereses ajenos a los estudiantes de la máxima casa de estudios.

La noche del viernes y madrugada de ayer sábado se desató un zafarrancho en las instalaciones de la Fesauac por un presunto fraude en la elección del nuevo dirigente de la Sociedad de Alumnos de la Facultad de Derecho.

Según denunciaron los alumnos involucrados, la Comisión Electoral de la Fesauac, al ver que el candidato oficial había perdido la votación, en primera instancia retrasó la entrega de resultados, lo que generó las primeras protestas, y después al verse obligada a revelar el número de votos, descalificó a quienes tuvieron más sufragios, lo que a su vez terminó por caldear los ánimos de los alumnos.

También podría interesarte  Viaja a Carmen y desaparece

Según la boleta de resultados, la Planilla Roja, encabezada por Mara Nabile Loría Ayala (que contaría con el apoyo oficial) tuvo 140 votos, mientras que la candidata de la Planilla Azul, de Alejandra Castro Pérez, la superó con 213 sufragios.

Sin embargo, en la misma boleta se señala que fue descalificada, por lo que se impuso a la Planilla Roja y generó el conflicto entre el alumnado.

Roxana Vázquez Campos
redaccion@multimedioscampeche.com